Gobierno sirio prioriza atención humanitaria al pueblo

siria-presi-bashar

Damasco, 4 nov (PL) El gobierno sirio tiene entre sus prioridades la atención humanitaria a todos los ciudadanos del país, afirmó hoy el viceministro de Relaciones Exteriores y Expatriados, Faisal Mikdad.

En declaraciones a la prensa, el vicecanciller agregó que de esa manera se busca cubrir las necesidades de las personas afectadas por la guerra impuesta desde el exterior para derrocar el gobierno del presidente Bashar al-Assad.

En su accionar, los grupos de irregulares armados que actúan en el país ha destruido numerosas instalaciones y estructuras de que disponía Damasco para atender a la población afectada, agregó.

Los países que han apoyado el terrorismo dentro de Siria con la infiltración y ayuda a mercenarios de 83 naciones quisieron conseguir sus objetivos a través del perjuicio de la situación humanitaria de los ciudadanos sirios, enfatizó Mikdad.

Ademas denunció que potencias occidentales, junto con ciertas naciones árabes, realizan un asedio contra el pueblo sirio.

En ese contexto, el gobierno turco juega un papel destructivo en Siria, al servir de paso a los terroristas extranjeros para que penetren permitir dentro de Siria, acotó.

Los grupos armados que han causado la situación actual en el país, dijo Mikdad, han sido armados por Estados Unidos, Francia, Turquía y Arabia Saudita, para que maten a los sirios, en lugar de prestarle ayuda al pueblo.

Como parte de los esfuerzos de Damasco para llegar con ayuda de todo tipo a los ciudadanos, incluso en las áreas de mayor intensidad en los conflictos, entre los días ocho y 28 de octubre el Gobierno envió a Alepo unas 90 toneladas de medicamentos varios, con un precio total de unos 58 millones de dólares.

También se enviaron a Alepo tres mil 700 toneladas de harina de trigo, unas 509 de trigo, así como combustible.

Esa acción tuvo que esperar ya que la carretera hacia esa ciudad estaba minada por los extremistas islámicos que intentan derrocar el gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Por otra parte, según explicó recientemente el ministro de Salud sirio, Saad Nayef, los terroristas han destruido 25 fábricas de productos farmacéuticos, y saqueado muchos establecimientos de salud, tanto públicos como privados.

Esas acciones, según el criterio de pobladores de Damasco, persiguen afectar directamente el bienestar de la población.

Comentarios con Facebook