LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Linchan a un joven en Bolivia y otro se salva de milagro

linchan-joven-acusado-violacion-centro-bolivia

La Paz, 4 nov (PL) Un joven de 24 años fue linchado hoy en la zona altiplánica de Bolivia por una turba que lo acusó de haber cometido un crimen en la noche anterior, con lo cual se elevan a 37 los muertos por esa vía desde abril hasta la fecha.

José Pari Chino fue envenenado en primera instancia por los habitantes de la comunidad de Sorata, pero al ver que no moría decidieron ahorcarlo, en tanto un segundo hombre, de 20 años de edad, salvó la vida gracias a la intervención de sus familiares y se encuentra bajo custodia policial.

Ambos fueron acusados por el asesinato a puñaladas del dueño de una pizzería en la noche del domingo, de lo cual se declararon culpables, según versiones de vecinos del lugar, recogidas por medios de prensa de esta capital.

El que sobrevivió presenta quemaduras y heridas de golpe, y se encuentra custodiado por una veintena de efectivos policiales.

La semana anterior, un albañil que trabajaba en un cementerio de esta ciudad murió como consecuencia de una paliza que le propinaron cinco individuos, quienes lo confundieron con un profanador de tumbas.

El de hoy, según el Observatorio Nacional de Seguridad Ciudadana, fue el linchamiento número 35 desde abril, la mayoría de ellos en la ciudad de El Alto en la periferia de La Paz, una localidad de inmigrantes aimaras y campesinos.

Datos de la Defensoría del Pueblo indican que el país ocupa el segundo lugar mundial en esa práctica, solo superado por Guatemala.

El representante de esa oficina del gobierno, Rolando Villegas, atribuyó el problema a falencias judiciales en el castigo a culpables y en problemas educativos.

“El problema está en la educación. La gente responde de una u otra manera a viejas prácticas autoritarias. Hay que reconocer que en Bolivia el conjunto de nuestras culturas están imbuidas por visiones y prácticas autoritarias”, explicó.

Otras fuentes sitúan la cantidad de muertos por esa vía en unos 20, con mayoría en El Alto, donde numerosos carteles avisan que el hurto se paga con la muerte al fuego.

Comentarios con Facebook