Vigilará PROFEPA ingreso de 1.3 millones de Árboles de Navidad importados, para evitar plagas

arbol-navidad

Para evitar el riesgo sanitario de introducción de plagas cuarentenarias al territorio nacional en esta temporada de fin de año, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) inició el Programa de Verificación e Inspección a la Importación de Árboles de Navidad, Temporada 2013.

La acción que se desarrolla en coordinación con las Delegaciones Federales de la PROFEPA en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, permitirá la inspección y supervisión de casi 1.3 millones de árboles navideños provenientes en su mayoría de Estados Unidos y Canadá.

A través de este mecanismo, la PROFEPA busca asegurar una adecuada calidad sanitaria de los árboles de Navidad que pretendan importarse a nuestro país, impidiendo de este modo la introducción de plagas forestales de importancia cuarentenaria que pudieran tener impactos negativos para los ecosistemas forestales nacionales.

Dicho programa incluye una mejor capacitación y equipamiento de la plantilla de inspectores encargados de los esquemas de verificación y vigilancia; la supervisión de procesos y procedimientos de actuación, así como el establecimiento de mecanismos coordinados de actuación con otras autoridades federales e incluso extranjeras como el Departamento de Agricultura del estado de Oregon.

En este año, durante los primeros días de operación de este Programa, se han verificado 32, 072 árboles de Navidad, que han sido revisados en las aduanas de Nogales, Sonora ( 9,240) y Mexicali, Baja California (22,872).

Hasta el momento no se ha detectado ningún caso de plaga de importancia cuarentenaria que pudiera afectar a los ecosistemas forestales nacionales.

La Subprocuraduría de Inspección Industrial de la PROFEPA reportó que estudios de mercado señalan que la demanda de este producto forestal en México es de aproximadamente 2 millones de árboles por año, mientras que la producción nacional es de entre 400 y 500 mil árboles navideños.

Abundó que anualmente las importaciones de estas mercancías provenientes de Estados Unidos y Canadá, han venido incrementándose considerablemente, llegando a alcanzar en el período 2008-2012, volúmenes cercanos o superiores al millón de piezas; no obstante, acotó, se presume que existe un déficit en la oferta de árboles de Navidad para cubrir la demanda existente.

Ante esta situación, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente tiene entre sus atribuciones el inspeccionar, vigilar y verificar el cumplimiento de las disposiciones jurídicas aplicables en materia de importación, exportación y reexportación de recursos forestales y su control fitosanitario, así como verificar el cumplimiento de las restricciones no arancelarias de aquellas mercancías sujetas a regulación por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Todo esto lo hace a través de la Dirección General de Inspección Ambiental en Puertos, Aeropuertos y Fronteras, de la Subprocuraduría de Inspección Industrial.

La Norma Oficial Mexicana NOM-013-SEMARNAT-2010 regula sanitariamente la importación de árboles de Navidad naturales de las especies de los géneros Pinus y Abies, así como de la especie Pseudotsuga menziesii. En esta Norma se incluyó a 31 nuevas plagas que no estaban en la versión 2004.

Una de los insectos que más preocupa es la Palomilla Gitana Asiática (Lymantria dispar), ya que de los 3 países que integran el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México es la única nación en la que no se ha detectado su presencia.

Es importante mencionar que la PROFEPA participó en los trabajos de modificación de la normatividad existente, de lo cual resultó la publicación en el Diario Oficial de la federación, en noviembre de 2010, de la NOM-013-SEMARNAT-2010.

Los principales resultados de las acciones coordinadas e implementadas conjuntamente al interior de la Procuraduría, con la Subprocuraduría de Recursos Naturales, y entre la PROFEPA y otros actores de la gestión forestal, como la Dirección General de Gestión Forestal y Suelos y la Dirección General de Sector Primario y Recursos Naturales Renovables, ambas de la estructura central de SEMARNAT, son los de un mayor cumplimiento de la Ley por parte de los gobernados, una mejor gestión administrativa y una mejor aplicación de la Ley lo cual redunda en una efectiva protección de los ecosistemas forestales nacionales.

Comentarios con Facebook