Demandan campesinos precios justos para sus productos

campesinos-1

México, 5 nov (PL) Una caravana de campesinos con caballos, mulos y tractores llegados de diferentes estados mexicanos tomó hoy las calles de esta capital para exigir al gobierno que regule el precio de los alimentos y redistribuya el presupuesto destinado al campo.

Miembros de las seis organizaciones del Frente Auténtico Campesino (FAC) partieron con maquinaria agrícola, banderas, carteles y bandas de música desde el monumento Ángel de la Independencia, uno de los más reconocidos símbolos del Distrito Federal, hacia la sede de la Secretaría de Gobernación.

Catalina Flores, integrante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, explicó que están protestando por los bajos precios que reciben los campesinos por sus productos, pues un kilogramo de frijoles, por ejemplo, se les paga a cuatro o cinco pesos, mientras en las tiendas se vende a 30 pesos.

En declaraciones a Prensa Latina, la dirigente agregó que están expresando además su inconformidad con el presupuesto dirigido a la actividad agrícola, no por el monto del mismo, sino por la forma en que se encuentra distribuido.

No queremos más dinero, sino que el existente llegue a los pequeños agricultores y no solo a las grandes transnacionales, pues de lo contrario nos vemos privados de los medios para producir.

De acuerdo con Flores, los recursos se quedan en unas pocas manos y no llegan a los productores que siembran granos básicos como el maíz, el trigo, el frijol y la cebada.

Apuntó además que piden un cambio a las reglas de operación para volverlas más accesibles a los campesinos, pues del modo actual, en lugar de ayudar a los productores, obstaculizan el acceso de estos a los recursos y el financiamiento.

“Hoy luchamos por la tierra y también por el poder”, “Precio justo para el sorgo”, “Exigimos precio justo al frijol: 15 pesos el kilogramo”, son algunos de los mensajes con que los manifestantes demandan la atención del Gobierno.

Las seis organizaciones campesinas integrantes del FAC advirtieron que la caravana motorizada y a caballo se realiza ante la pelea que, cosecha tras cosecha, padecen los pequeños y medianos productores del campo.

Según los representantes campesinos, deben enfrentar dos grandes cárteles: las empresas agroalimentarias que compran a bajo precio y venden a montos excesivos, y el crimen organizado que cobra derecho de piso.

La víspera, productores de maíz, sorgo y frijol de Jalisco, Michoacán, Nayarit y Chiapas, entre otros estados, se manifestaron con la toma de casetas y carreteras para exigir precios justos por sus alimentos.

Comentarios con Facebook