Resaltan en Reino Unido aporte de inmigrantes a finanzas públicas

londres-calles

Londres, 5 nov (PL) Mientras el gobierno británico sitúa entre sus prioridades reducir la entrada de inmigrantes al país, un estudio indicó hoy que los llegados al Reino Unido a partir de 2000 aportaron sustancialmente a las finanzas públicas.

De acuerdo con una investigación del Colegio Universitario de Londres, los inmigrantes que arribaron el país desde el inicio del siglo XXI hicieron un aporte neto de 25 mil millones de libras esterlinas, el equivalente a 29 mil 500 millones de euros.

Esto significa, agregó el reporte, que este grupo ha pagado mediante impuestos valores muy superiores a los recibidos gracias a los beneficios sociales.

En este sentido, los provenientes del Área Económica Europea (AEE, la Unión Europea más Noruega, Islandia y Liechtenstein) aportaron en impuestos 34 por ciento más que lo recibido en subsidios, en tanto los de otros lugares del mundo pagaron dos por ciento más.

A diferencia, los británicos nativos entregaron en gravámenes 11 por ciento menos que lo recibido gracias a la seguridad social.

“Estas diferencias se pueden explicar -resume el informe- en parte por la composición favorable de la emigración, pues son más jóvenes. De todas formas, comparado con los británicos de la misma edad, sexo y nivel educacional, los inmigrantes recibieron menos beneficios que los nativos en un 21 por ciento”.

Realizada por Christian Dustmann y Tommaso Frattini, la investigación confirma que los foráneos pidieron menos ayudas en cuestiones como el seguro de desempleo o viviendas sociales.

Esta tendencia se explica también porque al Reino Unido ha llegado en los últimos años una inmigración más calificada: el 32 por ciento de los provenientes del AEE posee títulos universitarios, cifra que en el resto de los países asciende al 43 por ciento.

En las últimas semanas, el gobierno del primer ministro David Cameron ha intentado impulsar medidas para reducir el flujo de inmigrantes, como limitar las oportunidades de los extranjeros en cuestiones como adquirir una casa o tener cuenta bancaria.

Por otro lado, un reciente sondeo indicó que dos tercios de los británicos piden acciones drásticas para frenar la entrada de extranjeros, pues opinan que consumen mucho a las finanzas públicas en términos de beneficios sociales.

Comentarios con Facebook