Tema migratorio pudiera influir en elecciones de 2014 en EE.UU.

Casa-Blanca

Washington, 7 nov (PL) Un 52 de los estadounidenses se muestran hoy más favorables a apoyar a un candidato al Congreso que respalde la demorada reforma migratoria, resultado que deberían atender los legisladores que buscan defender sus escaños en 2014.

Una encuesta de grupos que respaldan al Partido Republicano, publicada este jueves por el sitio digital Político.com, refiere que solo un 18 por ciento del electorado en Estados Unidos respaldaría a un representante reacio a permitir el otorgamiento de la ciudadanía a los más de 11 millones de indocumentados.

Oponerse a la reforma migratoria resulta un peligro, comenta la publicación que pone énfasis en el estancamiento del tema en la Cámara de Representantes, dominada precisamente por los republicanos.

No hay duda de que los republicanos tienen mucho más riesgo de perder posiciones durante las elecciones del año próximo si persisten en su negativa a la reforma migratoria que impulsa la administración del presidente Barack Obama, refirió Charlie Spies, miembro de la organización Republicanos por la Reforma Migratoria.

Por otra parte, un 71 por ciento de los votantes encuestados a nivel nacional manifestó su respaldo a la materialización de una ley que contemple la seguridad fronteriza, un programa de visa para trabajadores altamente calificados y agrícolas, así como el otorgamiento de la ciudadanía a niños indocumentados, entre otros aspectos.

El sondeo se presenta como uno de los esfuerzos de los grupos de trabajo que intentan presionar en la Cámara de Representantes a los del partido rojo para que respalden la reforma migratoria, indicó la fuente.

Obama sostuvo días atrás en la Casa Blanca un encuentro con dirigentes empresariales y dueños de negocios, a fin de obtener apoyo a la reforma de las leyes migratorias.

El Senado aprobó en junio una ley que contempla una mayor seguridad en la frontera con México y ofrece una vía a la ciudadanía.

Sin embargo, la oposición se niega a llevarla a votación en la Cámara baja, mientras insiste en enfoques fragmentados del tema.

Hasta ahora, los republicanos carecen o siguen sin presentar alguna iniciativa en la Cámara, mientras que el mandatario aspira a que sea adoptada alguna decisión antes de concluir el 2013.

Comentarios con Facebook