Nigeria derrota a México y es tetracampeón de fútbol sub-17

futbol-nigeria_golea_a_mexico

Abu Dhabi, 8 nov (PL) Nigeria goleó hoy 3-0 a México y se convirtió en la primera selección tetracampeona al imponerse en la final del Mundial de fútbol sub-17 con sede en Emiratos Árabes Unidos.

Las Águilas verdes terminaron con el sueño mexicano de revalidar el título universal y se coronaron en esta capital tras mostrar una mayor pegada.

México comenzó activo en el partido, pero no pudieron evitar los contragolpes nigerianos, a pesar que el técnico mexicano Raúl Gutiérrez advirtió a sus pupilos de ese peligro.

Pasados ocho minutos de juego, los africanos desplegaron una contraofensiva muy rápida que acabó en autogol de Erick Aguirre cuando trataba de impedir el remate de Musa Yahaya.

Todo se ponía en contra para el cuadro mexicano, que trataba de imponer su mejor fútbol, pero no le acompañaban la fluidez ni el acierto, porque además el meta Dele Alampasu estaba muy inspirado.

El conjunto de Gutiérrez pareció perder la paciencia y el fuelle en los últimos minutos del primer período, en los que Nigeria pudo haber sentenciado la contienda, pero Taiwo Awoniyi mandó al lateral de la red casi sin ángulo cuando había rebasado al portero Raúl Gudiño (m.38).

Yahaya se encontró con el larguero (40) y el arquero del ‘tri’ salvó dos remates seguidos de los africanos (43).

El descanso no modificó el panorama y se puso imposible para el tricolor con el 2-0, conseguido a los 55 minutos por Kelechi Iheanacho al aprovechar un rechazo de Gudiño tras un disparo lejano del infatigable Muhammed.

Con esa ventaja, Nigeria, que en el primer partido de este Mundial había goleado a México por 6-1, se resguardó en su campo de forma más descarada para cerrar espacios y a la espera de salidas a la contra rápidas.

El seleccionador mexicano movió el banquillo en busca de soluciones, pero su equipo no las encontró ante unos rivales envalentonados, firmes en la contención y atrevidos cada vez que cruzaban el centro del campo.

A los 81 minutos Musa Muhammed, con un preciso lanzamiento de falta, puso el 3-0 y con ello la guinda al cuarto título nigeriano.

El cuadro de Manu Garba demostró ser el mejor en la final y en un torneo en el que ganaron con autoridad y contundencia a todos los rivales menos a Suecia (3-3), conjunto que a la postre acabó tercero tras derrotar 4-1 a Argentina.

Los africanos sumaron en total 26 goles para llegar a su cuarta corona, después de las logradas en China-1985, Japón-1993 y Surcorea-2007.

Ahora Nigeria es el dueño de más trofeos en esta categoría sub-17, con uno más que Brasil, que lo ganó en Egipto-1997, Nueva Zelanda-1999 y Finlandia-2003.

Comentarios con Facebook