Obama urge a incrementar exportaciones para incentivar economía

barco-contenedor

Washington, 8 nov (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reconoció hoy que el país está urgido de incrementar las exportaciones si desea incentivar el crecimiento económico, estancado tras la crisis de 2008.

Durante un discurso en el puerto de Nueva Orleáns, uno de los más importantes del país, el mandatario advirtió que el país se encuentra rezagado respecto a la inversión en infraestructuras que hacen países como Brasil, China y Europa.

Exigió además al Congreso concretar un acuerdo presupuestario enfocado en aumentar las inversiones, asignatura pendiente para la administración dadas los agudos desencuentros entre demócratas y republicanos que impiden un plan consensuado sobre el gasto federal en el Legislativo.

Semanas atrás, la falta de acuerdo entre las dos tradicionales fuerzas políticas del país puso al gobierno al borde del cierre por impagos, lo cual evadió por un acuerdo de última hora que otorgó fondos para el funcionamiento del aparato federal, pero solo hasta inicios de enero próximo.

La comparecencia de Obama ocurre cuando analistas coinciden en que la economía estadounidense se desaceleró, incluso antes de la parálisis del Gobierno en octubre pasado lo cual, a su juicio, incidirá en el crecimiento del último trimestre del año.

No hay señales de que la economía esté ganando impulso. Si se suma el cierre parcial a una tendencia subyacente ya apagada, es difícil ver a la economía despegando en el corto plazo, comentó Thomas Costerg, especialista del banco Standard Chartered de Nueva York.

En la sureña urbe, el Ejecutivo también señaló como un grave problema la falta de inversiones en puentes y carreteras, fenómeno que provoca retrasos en el transporte de mercancías a nivel nacional, algo que conspira contra la recuperación económica.

Un sondeo del Centro de Investigaciones Pew publicado este viernes reveló que un 53 por ciento de los estadounidenses desaprueban la gestión de Obama, frente a solo un 41 por ciento que la avala, una caída de 14 puntos respecto a diciembre último.

La puntuación del gobernante sobre el manejo de la economía es el peor de su presidencia, con solo un 31 por ciento de respaldo, encontró el Pew.

Comentarios con Facebook