Inauguran en la Casona de la China Poblana, programa cultural oaxaqueño

oaxdf-poblana

Puebla de Zaragoza.- En la casa colonial donde vivió en el siglo XVII doña Catarina de San Juan, quien en su tiempo fuera conocida como “China Poblana”, se inauguró, con el apoyo de la Representación del Gobierno del Estado de Oaxaca en el Distrito Federal, un colorido programa cultural oaxaqueño.

Con la ejecución de alientos por parte de la Banda “Vega” que acompañó la exposición y venta de los alebrijes de San Martín Tilcajete, los cántaros de barro negro de San Bartolo Coyotepec, así como la colección de textiles de San Pedro Amuzgos; los invitados de honor a esta muestra disfrutaron además de una cata de mezcal de Espíritu Lauro y Zacbé.

Durante la inauguración en el inmueble, que desde 1996 funciona como Hotel Boutique, el representante del Gobierno del Estado de Oaxaca en el DF, Hugo Félix Clímaco, señaló que este programa cultural tiene por objetivo compartir la gran belleza de las creaciones de arte popular, la música de los compositores oaxaqueños y la degustación de mezcal, para reforzar lazos de amistad con la capital poblana.

El servidor público comentó que “a nuestros estados los une la cocina tradicional, que por un lado representa el mole poblano y por otro el mole negro oaxaqueño, cuya variedad de ingredientes y preparación exquisita es referencia de la gastronomía nacional”.

Añadió que oaxaqueños y poblanos comparten también un platillo que data del siglo XVII: el Mole de Caderas, que principalmente en las ciudades de Tehuacán y Huajuapam, se prepara en el marco de un festival que reafirma la identidad de los pueblos mixtecos.

A nombre del prestigiado hotel, Guadalupe Gómez Collada, agradeció la colaboración del Gobierno de Gabino Cué para llevar a cabo este programa al que asistieron cientos de turistas que acuden a este emblemático sitio de la “Ciudad de los Ángeles”.

Por su parte, Alejandro Cañedo Briesca, director de la Oficina de Turismo del Honorable Ayuntamiento de la Ciudad de Puebla, a nombre del presidente municipal Eduardo Rivera Pérez, señaló que mediante este hermanamiento con Oaxaca se fortalece la promoción turística de la capital poblana.

El funcionario afirmó que este programa comprueba que entre Oaxaca y Puebla hay una frontera invisible ya que incluso hay una fecha simbólica que las une: el 11 de diciembre de 1987, cuando la Unesco nombra a los Centros Históricos de sus capitales como Patrimonio de la Humanidad.

Durante el evento, Félix Clímaco y Cañedo Briesca cortaron el listón inaugural de la cocina artesanal de talavera, que se suma a los atractivos de esta hermosa casona, que por sus características únicas constituye una joya arquitectónica enclavada en el corazón de Puebla.

Comentarios con Facebook