Kerry trata de frenar en Congreso de EE.UU. medidas contra Irán

john-kerry1

Washington, 13 nov (PL) El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, tratará de convencer hoy a legisladores para frenar en el Congreso cualquier medida punitiva contra Irán que afecte las negociaciones sobre el programa nuclear con fines pacíficos de la nación persa.

El pasado fin de semana, Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Rusia, China, Estados Unidos, Reino Unido y Francia), así como Alemania, se levantaron de la mesa sin un acuerdo sobre el controvertido programa nuclear iraní. Las conversaciones deben reanudarse el 20 de noviembre en Ginebra. Potencias occidentales insisten en presionar a Teherán para que detenga su programa de enriquecimiento de uranio el cual, esgrimen, podría servir para la fabricación de una bomba atómica.

Irán ha reiterado que su programa solo tiene fines pacíficos, enfocado en la producción de energía eléctrica e investigaciones científicas y biomedicina.

Ante la falta de un acuerdo en la ciudad suiza, senadores demócratas y republicanos anunciaron en el Congreso estadounidense la posibilidad de adoptar un nuevo paquete de sanciones contra esa nación.

Sin embargo, la Casa Blanca advirtió que las medidas podrían molestar y distanciar al equipo de negociación iraní y estimular a los partidarios de mantener una línea dura y evitar cualquier diálogo entre Teherán y Washington.

Kerry quiere una “pausa temporal” en las nuevas sanciones para permitir a los diplomáticos de las seis potencias mundiales negociar con Irán y probar si es posible resolver un estancamiento que ya lleva 10 años sobre el programa nuclear de ese país, refirió la víspera la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

No obstante, este martes el presidente Barack Obama renovó por un año más las sanciones contra Irán.

El gobernante envió al Congreso una notificación donde expresa que decidió mantener en vigor la Orden Ejecutiva No. 12170, “en la que se declaró el estado de emergencia en relación con la amenaza excepcional para la seguridad nacional, la política extranjera y la economía de Estados Unidos creada por la situación en Irán”.

Tales medidas fueron impuestas hace más de tres décadas, pero según el mandatario, las relaciones entre ambos países no han vuelto a la normalidad.

Comentarios con Facebook