Acepta Obama introducir cambios en polémica ley de reforma de salud

obama_161013

Washington, 14 nov (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aceptó hoy introducir modificaciones en su polémica ley de reforma de salud, si bien se opuso a su derogación como exigen los republicanos.
Durante una intervención en la Casa Blanca, el gobernante anunció que millones de ciudadanos podrán conservar sus actuales seguros médicos al menos durante un año más, tras la amenaza de anulación por no responder a los criterios de la nueva legislación en términos de cobertura.
Desde que la reforma fue promulgada hace tres años, la Casa Blanca prometió a los ciudadanos que podrían mantener sus planes de salud si estaban satisfechos con ellos.
Sin embargo, desde el 1 octubre, cerca de cinco millones de personas empezaron a recibir notificaciones de las empresas aseguradoras de que sus pólizas serían canceladas el próximo 31 de diciembre, lo cual los obligaría a comprar una nueva cobertura médica.
Lo anterior generó malestar entre la ciudadanía, reflejado en distintas encuestas que verifican una caída en la popularidad del mandatario hasta apenas un 40 por ciento de aceptación, un mínimo histórico para el demócrata desde su llegada a la Oficina Oval en 2009.
La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, más conocida como ObamaCare, considerada el principal logro de la administración demócrata, obliga a todo ciudadano a contratar un seguro médico a partir de 2014, bajo la amenaza de multas de hasta un 2,5 por ciento del salario.
Al alegar que desconocía su malogrado funcionamiento, el Ejecutivo también trató de distanciarse de los fallos técnicos reportados en el portal gubernamental healthcare.gov., donde los ciudadanos debían solicitar las pólizas a las compañías de seguros.
La oposición republicana aprovechó tal situación para arremeter contra el ObamaCare y reclamar su derogación.
Recientes informes confirman que apenas 106 mil 185 personas se acogieron a los planes de salud privados el mes pasado, muy por debajo de las expectativas de la administración de sobrepasar el medio millón de inscripciones.
Mientras tanto, la Cámara de Representantes, con mayoría republicana, votará mañana un proyecto de ley para permitir a la gente mantener sus planes de salud actuales y se prevé que algunos demócratas respalden la iniciativa.
Según el presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner, los últimos informes sobre seguros y Obamacare son “un símbolo del fracaso de la ley de salud del presidente”, la que calificó de calamidad que debe ser desechada.

Comentarios con Facebook