Economista advierte sobre reservas de comercio ruso-mexicano

barco-contenedor

Moscú, 15 nov (PL) El investigador del Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia Nikolai Jolodkov destaca hoy en un artículo el crecimiento del intercambio económico ruso-mexicano en 2013, pero advierte que todavía quedan grandes reservas.

Citado aquí por diversos medios, el reporte señala como relevante la adquisición de tres aviones de pasajeros rusos Sujoi SuperJet-100 por la segunda mayor aerolínea de México, Interjet.

De un pedido en firme de 20 aeronaves con opción de compra de 10 más, Interjet recibió el 7 de noviembre del año en curso la tercera unidad, según la empresa Aviones Civiles de Sujoi, fabricante de los ingenios.

Una serie de empresas rusas están presentes en el mercado mexicano, lo cual indica que además de las relaciones comerciales entre ambas partes se fortalecen los vínculos en el sector industrial, añade el texto.

El centro más grande de Latinoamérica para el servicio y reparación de helicópteros de fabricación rusa funciona en Veracruz, y la compañía de la Federación eurasiática Power Machines construye en México la central hidroeléctrica La Yesca, subraya la fuente.

Refiere el investigador, asimismo, los avances en el fortalecimiento de la cooperación y utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos.

Menciona que en 2011 y 2013 desde el cosmódromo de baikonur fueron lanzados con éxito varios misiles impulsores Protón-M con satélites de comunicaciones mexicanos, y que en los planes figura orbitar otro en 2014 para la empresa Mexsat.

Sin embargo, advierte Jolodkov que a pesar de la evolución positiva, el volumen y la estructura actual de la cooperación económica e inversionista pueden ser calificados de bastante bajos en el contexto de las oportunidades disponibles.

El economista considera un capítulo pendiente la mejora del modelo de negociación mutua para lograr un aumento de la dinámica en el flujo común de bienes y servicios.

Desde el punto de vista cuantitativo, añade, las proporciones de México respecto a la circulación mercantil común de Rusia no superan el 0,2 por ciento.

Igual de moderada es la participación rusa en el comercio exterior de México, en cuyas exportaciones representa apenas el 0,3 por ciento y en las importaciones el 0,1 por ciento, concluye el artículo de Jolodkov.

Comentarios con Facebook