LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Maduro denuncia ataque económico y campaña mediática contra Venezuela

maduronicolas

Caracas, 15 nov (PL) Tras insistir en la existencia de una “guerra económica” en Venezuela, el presidente Nicolás Maduro denunció hoy una campaña mediática internacional contra su Gobierno y aludió a probables nuevos planes contra la estabilidad interna del país.

En conferencia de prensa con medios nacionales y extranjeros, el mandatario cuestionó la representación “antivenezolana, sesgada y muy parcializada” que hacen algunas empresas de comunicación en torno a la actual ofensiva fiscalizadora y de control de precios que lleva adelante el Ejecutivo.

Rechazó de plano el discurso mediático que hace creer a la opinión pública internacional que en Venezuela reina el caos y está en marcha una “guerra civil”.

En cambio, el dignatario reforzó el argumento de que la actual coyuntura de crisis se debe a una “guerra económica” -en ocasiones ha hablado de un “golpe de Estado silencioso”- azuzada y protagonizada por factores de la oposición con el presunto objetivo de quebrar el equilibrio del panorama político nacional.

Precisamente, Maduro reiteró que no existen “razones económicas” para los abultados precios detectados mediante el operativo cívico-militar de contraloría en los comercios del país (electrodomésticos, textiles, calzado, automotriz y autopartes).

Mantuvo que la “burbuja de precios” se debe a la búsqueda de objetivos político por parte de algunos sectores.

También renovó este viernes sus críticas a un sistema que todavía beneficia a lo que ha etiquetado como “la burguesía parasitaria”.

Maduro arremetió contra ese sector que, en su opinión, se beneficia de los dólares de la renta petrolera -actualmente a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi)- sin tener vocación para satisfacer las necesidades del país y, menos, para contribuir al desarrollo nacional.

Sostuvo el gobernante que se han invertido este año más de un 30 por ciento más que las divisas necesarias para la economía venezolana y, en consecuencia, negó que haya habido ausencia de dólares.

Por otra parte destacó la inversión en bolívares para impulsar proyectos sociales.

Recordó que en 2013 se ha defendido ante la inflación el salario mínimo (tres aumentos que llegan al 45 por ciento) y que se decretaron incrementos de sueldo para los trabajadores universitarios; maestros; médicos y empleados del sistema público de salud; militares, y las policías nacional y científica.

Igualmente, mencionó el aumento de los pensionados (casi tres millones).

El jefe de Estado defendió la solvencia de Venezuela y vaticinó un fin de año feliz y un 2014 promisorio.

No obstante, hizo alusiones a renovados proyectos de sus adversarios.

Están planeando provocar otro gran apagón para que se declare emergencia y se suspendan los comicios municipales del próximo 8 de diciembre, advirtió Maduro, quien no tardó en descartar cualquier escenario en que no se celebren los sufragios.

También -dijo- apuntan a algunos objetivos petroleros.

Maduro aseguró igualmente tener información sobre conversaciones de funcionarios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela con representantes de grupos que él mismo ha identificado como promotores de la “guerra económica”.

Tales entes serían la Federación Venezolana de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción (Fedecámaras), el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) y la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham).

Comentarios con Facebook