LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Ministro peruano del Interior deja el cargo tras escándalo

La-oposición-peruana-pide-la-renuncia-del-ministro-del-Interior-tras-una-fuga-de-presos

Lima, 15 dic (PL) El ministro peruano del Interior de Perú, Wilfredo Pedraza, renunció hoy en forma definitiva, en medio de reclamos opositores de su dimisión por el escándalo desatado al revelarse que un condenado por corrupción era protegido por una custodia policial.

El propio Pedraza dijo a reporteros haber tomado la decisión para evitar un enfoque inadecuado en la presentación del recientemente nombrado primer ministro, César Villanueva, ante el Congreso de la República, programada con anterioridad para el lunes próximo y en la que el parlamento debe ratificar o no la designación.

La oposición había presentado una moción de censura o virtual destitución del titular del Interior como supuesto responsable de la custodia a la casa del condenado por corrupción Ôscar López y el tema hubiera sido incluido en la presentación del primer ministro.

López realizaba operaciones ilegales de escucha telefónica y reclutamiento de parlamentarios opositores, por encargo de Vladimiro Montesinos, quien fuera brazo derecho del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y manejaba una red de corrupción y represión ilegal.

Tras reiterar que no tenía conocimiento de la ilegal protección y que de esta es responsable la corrupción policial, por lo que fueron destituidos siete altos oficiales, el caso es investigado.

La rectitud de Pedraza es objeto de reconocimiento general, aunque la oposición alega que es responsable de lo sucedido por omisión o incapacidad para el cargo.

Paradójicamente, la mayor beligerancia contra el gobierno por el caso la mantiene la bancada parlamentaria del grupo Fuerza Popular, del expresidente Fujimori, para quien trabajaban Montesinos y López, y que afirman que hay nexos entre el exconsultor y el presidente Ollanta Humala.

Según le versión, negada por Humala ayer al llamar “delincuente” y “basura” a López, el enlace entre el mandatario y Montesinos sería el asesor presidencial en temas de defensa, Adrián Villafuerte, por haber sido este ayudante de un general ligado al exconsultor.

Villafuerte no figura entre los exmilitares acusados o condenados por corrupción al servicio del gobierno fujimorista y ha negado cualquier nexo con Montesinos, a tiempo de asegurar que ni siquiera conoce a López.

El jefe de la bancada parlamentaria de Fuerza Popular, Héctor Becerril, celebró la renuncia de Pedraza y demandó que también cese el asesor Villafuerte, mientras el vocero parlamentario del oficialismo Teófilo Gamarra planteó limpiar el aparato estatal y la administración de justicia de resabios de la red de Montesinos.

Entretanto, los jefes policiales cesados o señalados como responsables de la ilegal custodia a López, coinciden en que fue el jefe del comando conjunto de las fuerzas armadas, almirante José Cueto, quien lo niega rotundamente y ambas partes se acusan de mentir.

Similar contradicción se de entre Roberto Gómez, alcalde del municipio de Surco, donde está la casa de López, y el antecesor de Cueto, general Luis Howes, pues el Gómez afirma que este le pidió reforzar la vigilancia a la vivienda y el exmilitar lo niega.

Comentarios con Facebook