Gobierno EE.UU. da pasos para enfrentar fracaso migratorio

Senado EUA

Washington, 16 nov (PL) El gobierno estadounidense comenzó a dar pasos para enfrentar el fracaso de aprobar una reforma migratoria en lo que queda de 2013, destacan hoy medios de prensa.

Después de la negativa del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, a considerar cualquier iniciativa sobre el tema este año, y menos aún el plan aprobado por el Senado en junio, la Casa Blanca acordó acciones ejecutivas solicitadas por el movimiento de apoyo al cambio de la ley.

En ese sentido, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) anunció que permitirá la estancia en el país a los cónyuges, padres o hijos de personas enlistadas o que anteriormente sirvieron en las Fuerzas Armadas del país.

La decisión demuestra que el ejecutivo puede ampliar la protección a indocumentados usando la amplia discreción que le otorgan la ley y la Constitución, incluso sin una reforma migratoria, indicaron activistas citados por el diario californiano La Opinión.

Según dijo Margaret Stock, abogada experta en inmigración y militar retirada, al evaluar la decisión, las normas lo dicen claramente, incluye a todos los miembros, activos, reservistas o veteranos y también a los padres, cónyuges e hijos de miembros.

Este es un cambio que esperábamos durante años, señaló Matthew Kolken, abogado de inmigración de Nueva York que a mediados de la década pasada representó a la viuda indocumentada de un veterano de Irak muerto en combate y a la que el gobierno trató de deportar.

Este es un triunfo para el movimiento pro inmigrante que ha venido pidiendo al presidente que deje de separar familias y de deportar a las familias inmigrantes, aseveró Cristina Jiménez, de United We Dream.

Marisa Franco, de la Red Nacional de Jornaleros, fue un poco más lejos y planteó que el presidente debería hacer más por todas las familias, el tiene la autoridad legal y la obligación moral de expandir este beneficio a los inmigrantes sin papeles.

Obama se compremetió en dos ocasiones como candidato presidencial a aprobar una reforma migratoria y según analistas la Constitución le da poder para enfrentar la crisis migratoria y la falta de acción del Congreso.

La Casa Blanca interactúa sobre el tema migratorio pese a que los republicanos en la Cámara de Representantes han censurado desde hace tiempo estos cambios administrativos.

Comentarios con Facebook