Masacre dejó 45 muertos en la capital libia

tanque de lebeldes en siria

Trípoli, 16 nov (PL) El ataque de una milicia armada contra una manifestación que pedía su salida de esta capital dejó por lo menos 45 muertos y alrededor de 400 heridos, señalan hoy fuentes que se basan en reportes de medios sanitarios.

Las autoridades de facto libias se han abstenido de emitir un parte definitivo; el resumen anterior, el cual mencionaba 32 víctimas fatales y dos centenares de heridos, fue circulado la víspera por el ministro de Salud Nureddin Dughman y no ha sido actualizado.

Los residentes en esta capital fueron convocados por el Consejo Local, que hace las funciones de alcaldía, a una protesta pacífica en demanda de la retirada de la denominada Milicia de Misrata, la cual se enfrentó esta semana con un grupo rival con saldo de dos personas muertas y seis heridas.

Por su parte, el Gobierno del Congreso General Nacional, impotente ante las milicias, llamó a la calma y reiteró la promesa de sacar a los grupos armados de esta capital.

Acorde con los testimonios, los miembros del grupo armado abrieron fuego contra la protesta con fusiles de salto y ametralladoras antiaéreas.

El presidente del Consejo Local capitalino, Sadat al Badri, relató que cuando la protesta se aproximó al cuartel de la milicia en el vecindario de Ghargour, desde el interior comenzaron a llover disparos.

La marcha pacífica, organizada por la alcaldía metropolitana, demandaba la salida de la capital de los grupos armados y fue organizada tras los choques de esta semana.

Los grupos irregulares armados desde el exterior, en cuyas filas militan extranjeros a sueldo, sirvieron de pretexto a la agresión militar de la OTAN que derrocó en 2011 al gobierno liderado por Muamar Gadafi y desde entonces reina el caos en este país del norte de Africa donde son habituales las muertes violentas de civiles y los atentados contra diplomáticos.

Al Badri añadió que la tensión aumenta y que las autoridades van a convocar una huelga general e iniciar una campaña de desobediencia civil hasta que los grupos sean expulsados.

La exhortación a la protesta fue apoyada por los imanes de las mezquitas durante la plegaria del mediodía del viernes, día que los musulmanes dedican a la oración y los más ortodoxos también al ayuno.

Días atrás el primer ministro Zeidan advirtió que de proseguir la situación de caos prevaleciente en el país podría pedir la intervención de tropas de las potencias occidentales.

Comentarios con Facebook