Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Algas árticas revelan dramática reducción en capa de hielo marino

11208012-artico-paisaje-de-invierno--de-hielo-en-el-fiordo-congelado

Ottawa, 19 nov (PL) Un nuevo estudio realizado en algas árticas por investigadores de la Universidad de Toronto Mississauga, en Canadá, confirma la dramática disminución en la capa de hielo durante los últimos 150 años.

Las capas de la corteza de calcita de las algas que crecen en el fondo marino ártico permiten ver casi 650 años de variación anual de la cubierta de hielo marino, según el trabajo que publicó la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Jochen Halfar, profesor asociado en el Departamento de Química y Física de ese campus universitario, junto a colegas de la Institución Smithsonian, en Estados Unidos; Alemania y Terranova, en Canadá, recogió y analizó muestras del alga de larga vida Clathromorphum compactum.

Esa especie forma rocas gruesas de capas de calcita en el fondo marino en aguas poco profundas, de 15 a 17 metros, y se distribuye ampliamente en los océanos Ártico y subártico.

Los buzos recogieron las muestras de zonas de mar cercanas a la congelación durante varias campañas de investigación.

La tasa de crecimiento de las algas depende de la temperatura del agua y la luz que reciben y, como la cubierta de hielo marino se acumula en el agua sobre ellas, el fondo del mar queda oscuro y frío, deteniendo el crecimiento de las plantas, mientas que, cuando se derrite en meses cálidos, se reanuda el crecimiento de sus costras calcificadas.

Ese ciclo continuo de latencia y crecimiento genera capas visibles que se pueden utilizar para determinar la longitud de tiempo que las algas son capaces de crecer cada año durante la estación libre de hielo.

Los investigadores, además, utilizaron la datación por radiocarbono para confirmar la edad de las capas de las algas.

Después de cortar y pulir las algas, Halfar usó un microscopio especializado para tomar miles de imágenes de cada muestra, que se combinaron para dar una visión completa de los ejemplares.

Corroboró la duración de los periodos de crecimiento de las algas a través de los niveles de magnesio conservados en cada capa, puesto que la cantidad de ese elemento depende tanto de la luz que llega a las algas como de la temperatura del agua de mar, de forma que periodos más largos en aguas abiertas y calientes provocan mayor cantidad de magnesio en las algas.

Durante la Pequeña Edad de Hielo, un período de enfriamiento global desde mediados de 1500 a mediados de 1800, los incrementos anuales del crecimiento de las algas eran sólo de 30 micras, debido a que la cubierta de hielo marino era extensa, dice Halfar.

Sin embargo, desde 1850, el aumento más que se duplicó, testimonio de una reducción sin precedentes de la cobertura de hielo marino, que se ha acelerado en las últimas décadas.

Comentarios con Facebook