El gobierno mexicano acuerda reparación del daño para dos indígenas

lia-limon

México, 19 nov (PL) El Gobierno mexicano aceptó reparar integralmente el daño causado a los indígenas Santiago Sánchez Silvestre y Juan García Cruz, víctimas de tortura y detención arbitraria en 1997, informaron hoy medios locales de prensa.

La Secretaría de Gobernación (Segob) llegó a un acuerdo de solución amistosa en el caso de los dos hombres acusados de delincuencia y propaganda subversiva, quienes fueron torturados durante su proceso judicial.

El Gobierno firmó ese pacto en la sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en Costa Rica, con la finalidad de reparar el daño ocasionado.

Sánchez, mixteco originario de Oaxaca, y García, nahua oriundo de Puebla, fueron detenidos en 1997 por supuestamente estar vinculados con el Ejército Popular Revolucionario, tras lo cual recibieron torturas físicas y psicológicas durante un juicio lleno de irregularidades, recuerda el diario El Economista.

Actualmente los dos cumplen una sentencia de 40 años de cárcel, acusados de homicidio y delincuencia organizada, mientras su caso se encuentra en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Por medio de un comunicado, la dependencia federal dio a conocer que la Subsecretaría de Derechos Humanos adscrita a Segob decidió apegarse a la decisión del ente judicial y resarcir el daño causado a los dos indígenas.

La responsable de esa Subsecretaría, Lía Limón, manifestó que la celebración del acuerdo de solución amistosa es un acto inédito, porque es la primera vez que el Estado mexicano firma un convenio de este tipo ante el organismo internacional.

Especificó que lo convenido tiene el objetivo de reparar integralmente a las víctimas, lo que refleja el compromiso que ha asumido el país para promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos.

Comentarios con Facebook