Critican reforma financiera de México por extranjerizar la banca

México, 27 nov (PL) Parlamentarios opositores de México criticaron la aprobación en la madrugada de hoy de la reforma financiera propuesta por el Gobierno, al considerar que profundiza la extranjerización de la banca en lugar de regular las ganancias exageradas.

Los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM) dieron luz verde en el Senado a la iniciativa, que está incluida dentro de las reformas estructurales promovidas por el presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, legisladores de fuerzas como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) condenaron la medida que en su opinión aumenta el poder de los bancos sobre el país y abre la puerta a gobiernos de otras naciones para participar en sociedades de inversión.

La reforma, aprobada en lo general con 90 votos a favor, 24 en contra y una abstención, crea la Ley de Agrupaciones Financieras y modifica 34 ordenamientos en esa área, al tiempo que abre las puertas a nuevos rescates de bancos y de casas de bolsa con recursos públicos.

Según el diario La Jornada, también define un nuevo marco jurídico para criminalizar a los deudores, que incluso podrán ser arraigados y sus bienes retenidos sin mediar juicio, sólo con la petición del dueño del banco con el que tengan algún adeudo.

Durante más de siete horas la Cámara alta discutió 147 reservas de las formaciones de izquierda, el PRD y el Partido del Trabajo (PT), dirigidas a cambiar los aspectos que consideraron más negativos de la reforma, pero el PRI, el PAN y el PVEM rechazaron una a una sus propuestas.

Las reservas de las dos formaciones de izquierda pretendían, entre otros objetivos, evitar los rescates, prohibir los préstamos cruzados y otras irregularidades que cometen los bancos antes de ser rescatados, evitar la inversión de gobiernos extranjeros en la banca y eliminar el régimen legal contra los deudores.

Al decir de los senadores príistas, la fuerza gobernante, se trata de una legislación de gran calado que fortalecerá la banca de desarrollo, fomentará la competencia entre las instituciones bancarias y apuntalará las atribuciones de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

El coordinador del PT, Manuel Bartlett, advirtió que el Gobierno se doblegó ante los intereses de los bancos extranjeros, mientras que la perredista Dolores Padierna recalcó que en lugar de mexicanizar la banca, la iniciativa promueve la extranjerización ilimitada de todo el sistema financiero.

De acuerdo con los senadores, eso implica que habrá mayor salida de utilidades a los países sede de los bancos.

Comentarios con Facebook