Desalojan uno de los mayores campamentos gitanos en Francia

GITANOS-FRANCIA-facebook

París, 27 nov (PL) Las autoridades francesas desmantelaron hoy uno de los más grandes asentamientos de gitanos del país, ubicado en la comuna de Saint-Ouen, cerca de esta capital, donde vivían unas 800 personas.

El campamento había sido instalado en julio en terrenos de la Red Ferroviaria de Francia, al lado de una central de calefacción, luego de los desalojos efectuados en varias comunas del Ile-de-France.

Según la prefectura de la policía del departamento de Seine-Saint-Denis, donde se encuentra la comuna, la evacuación se desarrolló “sin incidentes”, ya que la víspera la mitad de los roms, como se les conoce aquí a los miembros de esa etnia, habían abandonado el lugar.

Saimir Mile, portavoz de la asociación La Voz de los Roms, recordó que en el lugar vivían alrededor de 400 niños con sus familiares y expresó su preocupación por la suerte de esas personas en estos momentos de bajas temperaturas.

La organización calificó de una acción de gran brutalidad poner en la calle a la gente justo en la entrada del invierno.

Aunque las autoridades dijeron que se habían propuesto soluciones de realojamiento a las familias identificadas, Mile aseguró que no existe ninguna garantía al respecto.

La alcaldesa de Saint-Ouen, Jacqueline Rouillon, demandó al Estado un plan de urgencia para atender a los gitanos.

Declaró que de los 20 mil roms calculados en el país, siete mil 500 están en Seine-Saint-Denis y esta concentración no permite a los funcionarios locales gestionar humanamente estas situaciones.

Directivos de la Red Ferroviaria de Francia habían acudido a la justicia para eliminar el campamento, tras alegar que la presencia de caravanas en las vías afectaba el aprovisionamiento del carbón a la planta que suministra calefacción a 400 mil viviendas.

Según organizaciones defensoras de los derechos humanos, sólo en el primer semestre las autoridades expulsaron de sus campamentos más de 10 mil gitanos, muchos de los cuales fueron deportados a países de Europa del este.

El caso que mayor indignación provocó aquí fue el de Leonarda Dibrani, una adolescente gitana de 15 años, arrestada por la policía durante una excursión escolar y repatriada a Kosovo.

Comentarios con Facebook