NO NACEN, SE HACEN

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

La forma de ser de los mexicanos siempre ha sido algo muy cuestionada no solo por nosotros  mismos,  sino también por extranjeros y hasta en ocasiones motivo de humor con picardía mexicana.

No se sabe con certeza si se trata algo que se lleva en los genes o alguna herencia de nuestros antepasados, pero de algo que sí es seguro son las mismas autoridades quienes lo estimulan logrando despertar esta creatividad tan distintiva de chingar al prójimo y ser premiado.

Por el lado de los contribuyentes, siempre resulta contradictorio para quienes hacen un esfuerzo de cumplir a tiempo con todas las obligaciones tanto fiscales, así como cualquier otro tipo pago como es el predial y tenencia vehicular.

Año tras año, estos tributarios cumplidores puntales reciben un cubetazo de agua fría cuando ven que las autoridades premian a los incumplidos con la famosas condonaciones de dos o tres años solicitando únicamente que se actualicen o simplemente el pago de un peso y borrón y cuenta nueva.. Siempre existirán facilidades o descuentos para aquellos que nunca hicieron el intento de estar al corriente de sus obligaciones.

En el caso de Coahuila todas aquellas placas vencidas tendrán un beneficio para los morosos como un incentivo a su incumplimiento, mientras quienes han hecho sus pago en su tiempo, nunca reciben algún tipo de estimulo y aunque se ha anunciado el retiro de vehículos resulta una misión imposible ya que no se cuenta con la logística, ni personal y mucho menos espacio para poder resguardar tantos automóviles. Lo que a la lógica de muchos coahuilenses que sí pagan puntualmente, empiezan a despertar  el interés de hacer exactamente lo mismo que un moroso para esperarse a gozar de esos beneficios.

Así como sucede en el plaqueo y pago de tenencia, la misma dinámica sucede con el pago del predial, orillando al ciudadano a convertirse un poco más al “Mexican Way” o en pocas palabras un poco más valemadrista.

Lo mismo pasa en el ámbito político que tal parece que entre más mal haga su función pública también son premiados con buenos cargos, haciendo de la política todo un modus vivendis, para vivir como reyes después de dejar endeudado un municipio como en el caso de Torreón con una deuda de poco más de 700 millones de pesos, entre Presidencia y Sistema Municipal de Agua y Saneamiento, siguiéndole Ramos Arizpe con 82.2 millones y como premio de consolación tanto para el edil Eduardo Olmos Castro y Ramón Oceguera Rodríguez, se les invitó a colaborar dentro del Gobierno del Estado, causando mucho malestar para una gran parte de funcionarios públicos que han trabajado de manera honesta.

Esta molestia ha sido mayor para quienes fungen en niveles bajos que atemorizados a perder su empleo para hacerles espacio temen en perder sus puestos ya que se rumora que tanto como Lalito Olmos y Ramoncito Oceguera no lleguen solos sino también irán acompañados con una parte de su equipo, siendo evidente que quienes se integren serán los mismos que ayudaron a los ediles a hacer sus triquiñuelas.

Con una mentalidad abierta de no te acabes gobierno, es la manera como estas personas cada año consolidan más sus empresas familiares, como resultado de los saqueos de las arcas de los municipios y no como empresarios exitosos, éste es otro del  sueño mexicano que nos hacen únicos.

Por este tipo premios tanto en el mundo de la política como el de ciudadanos morosos  hacen al mexicano más no nacen con una mentalidad del que no tranza no avanza.

Empero, mientras las autoridades no cambien o al menos intenten, los ganadores de ésta  forma de pensar oficial, serán los más listos, inteligentes, gandallas, oportunistas o simplemente los incumplidos que esperan que los Recaudadores Oficiales se cansen de “invitar” y “exhortar” para que se cumpla con las obligaciones fiscales, para luego ante la apatía de los morosos ceder a darles premios o estímulos y hagan el favor de pasar a las oficinas dela Recaudaciónde Rentas a ponerse al corriente, gracias, insistimos a un inmerecido “premio” por no pagar a tiempo. No es por nada que nuestro México y en este caso, Coahuila son calificados como los “países de Alicia en el País de las Maravillas”, por lo “maravilloso” que es la forma de pensar y llevar las cosas nuestras autoridades.(Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook