Revelan que EE.UU. espió cumbre del G-20 en Canadá

espionaje

Washington, 28 nov (PL) Estados Unidos espió la cumbre del G-20 en Toronto con la ayuda del gobierno de Canadá, revelaron hoy nuevos documentos divulgados por el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad(NSA), Edward Snowden.

Un informe de la Canadian Broadcasting Company (CBC) señaló que la noticia da cuenta no solo de la vigilancia contra posibles acciones terroristas, sino también de medidas para promover los objetivos políticos de los principales organizadores del foro.

La Cumbre del G-20 juntó en la ciudad canadiense al presidente Barack Obama y a 25 líderes del mundo durante seis días en el año 2010.

Los datos filtrados señalan que la embajada estadounidense en Ottawa se convirtió en “un puesto de mando de la seguridad” del evento en una operación coordinada con los servicios especiales de ese país.

La contraparte canadiense de la NSA, la Communications Security Establishment Canada (ESCI) facilitó la labor de inteligencia mediante el control de las redes informáticas, la intercepción de las llamadas telefónicas y otras formas de espionaje digital.

Esa acción, precisan los documentos filtrados, ocurrió posterior a la cita del grupo en Londres en 2009, donde revelaciones anteriores implicaron a Washington en acciones de control telefónico y los correos electrónicos de los participantes.

Según expertos legales, si Canadá proporcionó a los estadounidenses apoyo directo en sus esfuerzos de espionaje, incurrió en una violación, pues esa práctica requiere de una autorización legal para vigilar a personas, incluidos los visitantes extranjeros.

Asimismo, la ley impide a la agencia facilitar que un servicio de espionaje extranjero ejecute acciones que ellos mismos tienen prohibido.

Steve Anderson, director ejecutivo del grupo OpenMedia.ca, una organización defensora de los derechos civiles, al condenar estos hechos, dijo que la ESEC mina la democracia en el país a la vez que daña la reputación internacional canadiense como un socio “leal y honesto”.

Al ser preguntada sobre las revelaciones, una fuente de la oficina del primer ministro canadiense Stephen Harper, rehusó hacer comentarios y argumentó que las autoridades no hacen pronunciamientos sobre temas vinculados a la seguridad nacional.

Canadá forma parte de un acuerdo con Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, conocido como UKUSA o Five Eyes, que une a los servicios secretos de esas naciones en la vigilancia y el espionaje alrededor del mundo.

A inicios de octubre de este año, fueron filtrados informes de actividades de espionaje canadiense en Brasil, lo que creó controversia entre los gobiernos de los dos países.

Comentarios con Facebook