SIRVEN PARA ESO Y NADA

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Hay situaciones y circunstancias adversas a nuestras reglas y leyes que diariamente se violan porque las autoridades responsables no actúan, convirtiéndose unas buenas para nada.

Por ello, la situación económica por la que estamos pasando ha provocado el cierre de empresas, negocios o el recorte de personal en muchos corporativos dejando una cantidad muy grande la población sin ingreso.

Misma situación provocada por el gobierno federal ante su ineficiente planeación y creatividad para generar más empleos, agudizándose la situación con la reciente creación de nuevos impuestos y cargas fiscales más agresivas e imposible de cumplir en muchas de las empresas que están optando por terminar el 2013 y buscar nuevos horizontes en donde las contribuciones no causen un descalabro o desbalance financiero a sus negocios.

Estas alzas a los impuestos que ya existían y los nuevos ya aprobados legislativamente, en el pasado y en el presente ha orillado a la fomentación de los negocios clandestinos o el comercio informal.

A  la falta de oportunidades la gente se ha visto obligado a salir a las calles en busca de contar con algo de dinero, cuando menos para poder subsistir y comprar lo necesario para cuando menos adquirir alimentos de la canasta básica que se vio incrementado también por culpa de los gasolinazos que azotala Federación, además de los mismos aumentos que están teniendo los artículos de mayor demanda como consecuencia de las bajas cosechas en muchos artículos por las inundaciones causadas por las lluvias registradas en la mayor parte dela República, lo que es natural que repercuta en la cadena de distribución de productos y servicios inmediatamente.

A final de cuentas la gente tiene que comer teniendo que ingeniárselas de diferentes formas; algunos tentados a sumarse a la fila del crimen organizado, otros a tener que robar comida para llevarla a su familia, es decir, ya el robo común del ladroncillo de carteras, estéreos, el asalto de los cajeros de tienditas, ha superado la necesidad viéndose cada vez más común el hurto de alimentos.

Subiendo el escalón de sobrevivencia  se encuentra el de la fayuca, de domicilio pero los días buenos son los fines de semana, en donde cada ciudad tiene un lugar destinado conocidos como los tianguis.

Estos lugares a sabiendas de las autoridades federales que existen tienen conocimiento de formar parte de la economía informal; pudiéndose encontrar una variedad de productos no solo estadounidenses sino también la competencia de productos chinos que pasan por las aduanas mexicanas tanto terrestres como marítimas y aeroportuarias para terminar su destino en las “pulgas”, en todo México, no existiendo rincón alguno dela Repúblicaque se escape de éstos localitos móviles hechos con estructuras de láminas, lonas o mantas.

Pero al final de cuentas no deja de ser comercio informal golpeando al comercio que sí paga desde los impuestos de uso de suelo, municipal y federal o sea el impuesto que cobra “Lolita”, la de Hacienda.

Ahora bien el nuevo comercio informal que se está observando en la entidad de Coahuila, es la venta de animales en extinción y otras especies.

En el caso particular de Saltillo solamente basta con ver cómo ha proliferado la venta de perros principalmente cachorritos despertando ternura para quienes lo ven pero eso nada más es el puro gancho para poder ofrecer otras especies muy sorderamente  como aves exóticas, reptiles, y otros mamíferos que por obvias razones no las tienen en exhibición en las calles saltillenses pero solo basta hablarles con discreción y el billete por delante para que les saque la información de su variedad.

Esto existe, por más que las autoridades municipales y Estatales del área de Ecología, aseveran que ya lo erradicaron y ésto porque fueron una sola vez y “espantaron” a éstos comerciantes de animales, pero ya no regresaron jamás, aunque los vendedores de cachorros si lo hicieron con toda impunidad y aceptación de las autoridades que solo ven pasar la “bolita” y no actúan.

El problema  de la pésima situación económica causado por la conducta indolente dela Federaciónse le ha dejado indebidamente para su intervención a las autoridades estatales y municipales quedan imposibilitadas de actuar por ser ilegal  ya que desafortunadamente la venta clandestina de animales y muchos de los perros que utilizan  para crianza, son robados a particulares.

¿Dónde están las autoridades, que dizque protegen y deben aplicarla Leyde Protección a los Animales donde se prohíbe la cría y venta clandestina de animales en la vía pública, en vehículos o lugares no autorizados?. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook