REALIZAN 74 JORNADAS DE TRIQUES EN AZCAPOTZALCO

P1380542

Más de 150 toneladas de diversos productos del hogar como salas viejas, refrigeradores en desuso, televisores y otros aparatos electrónicos descompuestos han sido recogidos en colonias y unidades habitacionales como parte de las 74 jornadas de triques que ha realizado la Delegación Azcapotzalco para facilitar el desprendimiento de enseres a los vecinos y evitar que los depositen en vía pública.

El Jefe Delegacional, Sergio Palacios Trejo indicó que a lo largo de un año, las campañas de recolección de triques se realizaron en grandes colonias como la Nueva Santa María, Cosmopolita, San Pablo Xalpa y la Unidad Habitacional El Rosario.

“El objetivo de estas campañas es evitar que los vecinos tiren sus muebles u otros objetos de gran tamaño en la vía pública y de esta manera colaborar también, con la erradicación de tiraderos clandestinos”, comentó el titular de Azcapotzalco.

En total se han llevado a cabo 74 campañas de triques, las cuales se realizan en coordinación con los comités vecinales y las peticiones ciudadanas, en donde cada sábado, personal con dos camiones del área de Limpia se posicionan en puntos céntricos de las colonias en las que se realizará el levantamiento de los bienes inservibles.

Erika Rojas Paz, Directora General de Servicios Urbanos indicó que la participación de los habitantes ha sido satisfactoria y que, para una mayor organización, días antes se reparten volantes y se realiza perifoneo para avisar a los vecinos el lugar y la hora en que se llevará a cabo la jornada.

“De los objetos que se recolectan con mayor frecuencia son salas, refrigeradores, televisores y otros muebles grandes que debido a su volumen los camiones recolectores no se pueden llevar”, señaló Erika Rojas, quien agregó que por la demanda, durante este mes las jornadas se realizan también los miércoles.

Para el señor Emilio Ortiz Riverón, vecino de la colonia Providencia, esta actividad es una buena oportunidad para desechar todos los objetos que durante años ha guardado su familia, “traigo computadoras, televisiones, sillas y mucha ropa que teníamos en una bodega desde hace cinco años; mi mamá era la que quería guardar todo, son cosas que se descomponían y ya nunca llevábamos a arreglar”, declaró el chintololo de 44 años de edad quien acudió en su pequeña camioneta repleta de estas cosas.

Comentarios con Facebook