Continúa búsqueda de cadáveres en fosas clandestinas mexicanas

policia-federal-mexicana

México, 30 nov (PL) El temor sigue presente en los estados mexicanos de Michoacán y Jalisco, donde continúan hoy los operativos de búsqueda en fosas clandestinas de las que ya han sido exhumados 66 cadáveres.
Las labores de excavación comenzaron el 9 de noviembre en una franja de aproximadamente tres kilómetros, conocida por los pobladores como Rincón Grande, en el límite del municipio jalisciense de La Barca con el michoacano de Vista Hermosa.
Mandos del Gobierno que coordinan operativos entre militares, policías federales y agentes de la Procuraduría General de la República reportaron que dos de los cuerpos pertenecen a mujeres, aunque fuentes consultadas por medios locales señalan que el número de féminas podría ser de cinco.
Los restos exhumados son trasladados a instalaciones forenses en la ciudad de México, donde peritos de la PGR realizarán pruebas químicas, genéticas y de ADN para determinar su identidad y causas de muerte.
El fiscal general de Jalisco, Luis Carlos Nájera, indicó esta semana que ya cuentan con pistas de los presuntos responsables de los asesinatos.
Manifestó que no hay fecha para detener la búsqueda de más cuerpos, pues  el despliegue continuará hasta que lo determine la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, responsable de las investigaciones.
Estos operativos se llevan a cabo a partir de las declaraciones de 20 policías de Vista Hermosa que permanecen detenidos como parte de las pesquisas para localizar a los agentes federales René Rojas y Gabriel Quijadas, desaparecidos desde el domingo 3 de noviembre.
Medios de prensa locales advierten que el cartel de Jalisco Nueva Generación sostiene una disputa con el de Los Caballeros Templarios por el control de Michoacán, estado que sufre el fuerte impacto del crimen organizado.
Las autoridades atribuyen los homicidios y las inhumaciones clandestinas a ajustes de cuentas derivados de la lucha entre esos dos cárteles por el control del territorio.

México, 30 nov (PL) El temor sigue presente en los estados mexicanos de Michoacán y Jalisco, donde continúan hoy los operativos de búsqueda en fosas clandestinas de las que ya han sido exhumados 66 cadáveres.

Las labores de excavación comenzaron el 9 de noviembre en una franja de aproximadamente tres kilómetros, conocida por los pobladores como Rincón Grande, en el límite del municipio jalisciense de La Barca con el michoacano de Vista Hermosa.

Mandos del Gobierno que coordinan operativos entre militares, policías federales y agentes de la Procuraduría General de la República reportaron que dos de los cuerpos pertenecen a mujeres, aunque fuentes consultadas por medios locales señalan que el número de féminas podría ser de cinco.

Los restos exhumados son trasladados a instalaciones forenses en la ciudad de México, donde peritos de la PGR realizarán pruebas químicas, genéticas y de ADN para determinar su identidad y causas de muerte.

El fiscal general de Jalisco, Luis Carlos Nájera, indicó esta semana que ya cuentan con pistas de los presuntos responsables de los asesinatos.

Manifestó que no hay fecha para detener la búsqueda de más cuerpos, pues el despliegue continuará hasta que lo determine la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, responsable de las investigaciones.

Estos operativos se llevan a cabo a partir de las declaraciones de 20 policías de Vista Hermosa que permanecen detenidos como parte de las pesquisas para localizar a los agentes federales René Rojas y Gabriel Quijadas, desaparecidos desde el domingo 3 de noviembre.

Medios de prensa locales advierten que el cartel de Jalisco Nueva Generación sostiene una disputa con el de Los Caballeros Templarios por el control de Michoacán, estado que sufre el fuerte impacto del crimen organizado.

Las autoridades atribuyen los homicidios y las inhumaciones clandestinas a ajustes de cuentas derivados de la lucha entre esos dos cárteles por el control del territorio.

Comentarios con Facebook