Después de la tempestad…cine en La Habana

cine

La Habana, 2 dic (PL) Luego de la copiosa incursión de la lluvia durante tres días, el asomo todavía atemperado de los rayos solares renovó la devoción de La Habana en su cita anual con el cine desde hace 35 años.
Ahora se repite el pretexto que anticipa la fiestas de Navidad y Fin de Año en Cuba con una mirada profunda al Nuevo Cine Latinoamericano, que ya no es tan joven y se permite con su madurez hacer vibrar los escenarios internacionales.
Desde el jueves y hasta el día 15 del último mes del año 2013, volverá el agradable hechizo de Séptimo Arte en La Habana -que luego se extiende a varias provincias de la isla-, con toques de distinción de Hollywood, Europa y Asia.
Del Lejano Oriente viene una muestra de Corea del Sur, mientras de Europa se suman exhibiciones de República Checa, Polonia, Alemania, Reino Unido y España.
Se trata de uno de los mayores placeres de los cubanos que permite, tranquilamente, la garantía de salas repletas de público y la fiebre por el cinematógrafo en boca de las mayorías. Fiesta amplia y abarcadora de géneros y manifestaciones.
En concurso participarán 21 largometrajes de ficción, 22 medios y cortometrajes, 21 óperas primas, 30 documentales y 31 dibujos animados. Además se premiarán a los mejores guiones inéditos (25) y a los carteles (33).
Entre múltiples homenajes y actividades del Festival habanero, la figura de Alfredo Guevara, fundador y presidente del evento hasta su fallecimiento en abril de este año, sobresale en los tributos póstumos.
Asimismo, emisiones restauradas y digitalizadas del Noticiero Icaic Latinoamericano que diseñara en sus tiempos el documentalista cubano Santiago Alvarez, se proyectarán gracias al convenio entre Francia y Cuba en la esfera.
Detalles igualmente interesante aparecen en el horizonte del encuentro con el cine, con el estreno de La historia no contada de los Estados Unidos, una serie de 12 episodios narrada y escrita por Oliver Stone.
Serrat y Sabina: el símbolo y el cuate, de Francesc Relea; Bolívar, el hombre de las dificultades, de Luis Alberto Lamata; y Libertador, de Alberto Arvelo.
Para completar, un amplio programa denominado Latinoamérica en perspectiva que devuelve a los cinéfilos la oportunidad de disfrutar gran parte de la importante trayectoria del Nuevo Mundo en este maravilloso invento surgido con los Hermanos Lumiére.

La Habana, 2 dic (PL) Luego de la copiosa incursión de la lluvia durante tres días, el asomo todavía atemperado de los rayos solares renovó la devoción de La Habana en su cita anual con el cine desde hace 35 años.

Ahora se repite el pretexto que anticipa la fiestas de Navidad y Fin de Año en Cuba con una mirada profunda al Nuevo Cine Latinoamericano, que ya no es tan joven y se permite con su madurez hacer vibrar los escenarios internacionales.

Desde el jueves y hasta el día 15 del último mes del año 2013, volverá el agradable hechizo de Séptimo Arte en La Habana -que luego se extiende a varias provincias de la isla-, con toques de distinción de Hollywood, Europa y Asia.

Del Lejano Oriente viene una muestra de Corea del Sur, mientras de Europa se suman exhibiciones de República Checa, Polonia, Alemania, Reino Unido y España.

Se trata de uno de los mayores placeres de los cubanos que permite, tranquilamente, la garantía de salas repletas de público y la fiebre por el cinematógrafo en boca de las mayorías. Fiesta amplia y abarcadora de géneros y manifestaciones.

En concurso participarán 21 largometrajes de ficción, 22 medios y cortometrajes, 21 óperas primas, 30 documentales y 31 dibujos animados. Además se premiarán a los mejores guiones inéditos (25) y a los carteles (33).

Entre múltiples homenajes y actividades del Festival habanero, la figura de Alfredo Guevara, fundador y presidente del evento hasta su fallecimiento en abril de este año, sobresale en los tributos póstumos.

Asimismo, emisiones restauradas y digitalizadas del Noticiero Icaic Latinoamericano que diseñara en sus tiempos el documentalista cubano Santiago Alvarez, se proyectarán gracias al convenio entre Francia y Cuba en la esfera.

Detalles igualmente interesante aparecen en el horizonte del encuentro con el cine, con el estreno de La historia no contada de los Estados Unidos, una serie de 12 episodios narrada y escrita por Oliver Stone.

Serrat y Sabina: el símbolo y el cuate, de Francesc Relea; Bolívar, el hombre de las dificultades, de Luis Alberto Lamata; y Libertador, de Alberto Arvelo.

Para completar, un amplio programa denominado Latinoamérica en perspectiva que devuelve a los cinéfilos la oportunidad de disfrutar gran parte de la importante trayectoria del Nuevo Mundo en este maravilloso invento surgido con los Hermanos Lumiére.

Comentarios con Facebook