Reforma migratoria fuera de la agenda de Cámara baja en EE.UU.

reforma

Washington, 2 dic (PL) La Cámara de Representantes de Estados Unidos inicia hoy la última quincena de trabajo antes de las vacaciones de Navidad, con pocos asuntos en agenda y sin un voto programado para analizar la reforma migratoria.
El presidente de ese hemiciclo, el republicano John Boehner, adujo recientemente que la reforma migratoria no está muerta, si bien desestimó su debate en lo que queda de 2013.
Resulta notoria la ausencia de una fecha tentativa para que los legisladores se pronuncien por alguna de las cinco iniciativas migratorias, con carácter policial, aprobadas en diversos comités, comentó este lunes el diario californiano La Opinión.
Boehner y sus correligionarios son reacios a respaldar la legislación HR15, la reforma migratoria promovida por los demócratas y que fuera aprobada en el Senado el pasado 27 de junio.
El presidente Barack Obama conminó a los conservadores a avanzar en la discusión de la legislación que permita sacar de las sombras a unas 11,7 millones de personas sin papeles.
Obama incluso fue más lejos al mostrarse partidario de votar la ley por partes, como pretenden los del llamado partido rojo, siempre y cuando destraben el proyecto de ley para enfrentar el proceso de naturalización de los millones de indocumentados a nivel nacional.
La reforma migratoria es una de las prioridades del segundo periodo de la administración demócrata (2013-2017), que ha sido postergada por la negación republicana a legislar con el Ejecutivo y los múltiples fallos durante la implementación de la ley de reforma de salud.
Los traspiés de la conocida como ObamaCare ha servido a los republicanos para arremeter contra el gobernante y tratar de opacar su caudal político, dejando a un lado la discusión en el órgano  legislativo de otros temas esenciales.
Fuentes republicanas aseguraron a La Opinión que el partido prevé continuar atacando las presuntas fallas de la reforma de salud, pese a que la administración Obama corrigió la mayor parte de los problemas vinculados con la página web HelthCare.gov para la inscripción en los nuevos mercados de seguros.
En Washington, varios activistas ayunan a pocos pasos del Capitolio, a fin de sensibilizar a la opinión pública y presionar a los legisladores para que dejen de dilatar la reforma migratoria.
La convocatoria se encuentra liderada por Eliseo Medina, un mexicanoamericano de 67 años miembro del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios que junto a casi 20 activistas, se mantienen sin ingerir alimentos desde el 12 de noviembre en el Mall de esta capital.
Medina y sus colegas protagonizan el denominado Ayuno por las Familias, el cual busca llamar la atención sobre “el terrible costo que el maltrecho sistema migratorio inflige a los inmigrantes, a nuestras comunidades y a los valores de nuestra gran nación de inmigrantes”, de acuerdo con sus organizadores.

Washington, 2 dic (PL) La Cámara de Representantes de Estados Unidos inicia hoy la última quincena de trabajo antes de las vacaciones de Navidad, con pocos asuntos en agenda y sin un voto programado para analizar la reforma migratoria.

El presidente de ese hemiciclo, el republicano John Boehner, adujo recientemente que la reforma migratoria no está muerta, si bien desestimó su debate en lo que queda de 2013.

Resulta notoria la ausencia de una fecha tentativa para que los legisladores se pronuncien por alguna de las cinco iniciativas migratorias, con carácter policial, aprobadas en diversos comités, comentó este lunes el diario californiano La Opinión.

Boehner y sus correligionarios son reacios a respaldar la legislación HR15, la reforma migratoria promovida por los demócratas y que fuera aprobada en el Senado el pasado 27 de junio.

El presidente Barack Obama conminó a los conservadores a avanzar en la discusión de la legislación que permita sacar de las sombras a unas 11,7 millones de personas sin papeles.

Obama incluso fue más lejos al mostrarse partidario de votar la ley por partes, como pretenden los del llamado partido rojo, siempre y cuando destraben el proyecto de ley para enfrentar el proceso de naturalización de los millones de indocumentados a nivel nacional.

La reforma migratoria es una de las prioridades del segundo periodo de la administración demócrata (2013-2017), que ha sido postergada por la negación republicana a legislar con el Ejecutivo y los múltiples fallos durante la implementación de la ley de reforma de salud.

Los traspiés de la conocida como ObamaCare ha servido a los republicanos para arremeter contra el gobernante y tratar de opacar su caudal político, dejando a un lado la discusión en el órgano legislativo de otros temas esenciales.

Fuentes republicanas aseguraron a La Opinión que el partido prevé continuar atacando las presuntas fallas de la reforma de salud, pese a que la administración Obama corrigió la mayor parte de los problemas vinculados con la página web HelthCare.gov para la inscripción en los nuevos mercados de seguros.

En Washington, varios activistas ayunan a pocos pasos del Capitolio, a fin de sensibilizar a la opinión pública y presionar a los legisladores para que dejen de dilatar la reforma migratoria.

La convocatoria se encuentra liderada por Eliseo Medina, un mexicanoamericano de 67 años miembro del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios que junto a casi 20 activistas, se mantienen sin ingerir alimentos desde el 12 de noviembre en el Mall de esta capital.

Medina y sus colegas protagonizan el denominado Ayuno por las Familias, el cual busca llamar la atención sobre “el terrible costo que el maltrecho sistema migratorio inflige a los inmigrantes, a nuestras comunidades y a los valores de nuestra gran nación de inmigrantes”, de acuerdo con sus organizadores.

Comentarios con Facebook