MÁS SABE EL DIABLO…

guillermo robles

A raíz de la investigación que dio lugar a una acusación federal en contra de los dos ex funcionarios coahuilenses Javier Villarreal Hernández y Jorge Torres López, realizada por el Grupo de Trabajo de Control de Drogas organización transnacional en San Antonio, Brownsville, Houston y Corpus Christi por agentes y oficiales de la investigación del Servicio de Impuesto Internos Penal, de la Drug Enforcement Administracion (DEA), EE.UU. de Inmigración y Aduanas (ICE) Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), y la Oficina General de Texas, que de acuerdo con los documentos adquiridos podrían ser sentenciados por cargos de lavado de dinero, ha sido la causa del despertar en el caso de la mega deuda en Coahuila.

Contradicciones y juegos de palabras se han convertido en el “entretenimiento” de los últimos días, para funcionarios públicos coahuilenses en donde en apariencia nada más figuran unos cuantos como los actores principales, aunque también existen otros supuestos involucrados de quienes no se ha  mencionado pero a la falta de su presencia en actos públicos se han desaparecido incluyendo en redes sociales y medios de comunicación como tal es el caso del diputado federal y ex alcalde de Saltillo, Fernando de las Fuentes Hernández, que después de su derrota porla Presidencia Municipalde Saltillo, se hizo ojo de hormiga justificándose por estar pasando un duelo político, pero hay quienes opinan que está llevando un perfil bajo para ver cómo se desenvuelve la investigación estadounidense y la posible continuidad por parte de las autoridades coahuilenses ya que como Presidente que fue del Congreso del Estado de Coahuila pudiera asumir alguna responsabilidad por la autorización de los préstamos bancarios en donde estuvieron involucrados Javier Villarreal Hernández y Jorge Torres López y que mucho sirvieron los falsos “decretos” de ley para engañar haciendo saber que fueron votados a favor por los diputados de ese entonces.

Muy embrolloso el caso al igual que muchos otros que existen en el país motivo por el cual el Gobernador, Rubén Moreira Valdez, tomó una excelente decisión con la creación de una comisión para dar con los responsables y castigar a todos aquellos que de manera ilegal obtuvieron créditos utilizando el nombre del Gobierno de Coahuila haciendo mal uso de los dineros.

No será la primera comisión creada pero tampoco la última ya que a lo largo de la historia del país han existido algunas otras como la comisión de la cuenca del Río Grijalva, la comisión federal parala Pazy Reconciliación en Chiapas, la comisión para el Caso Colosio que  a la fecha siguen vigentes cada una de ellas siendo asuntos todavía pendientes a resolver.

Aunque ya quedaron conformados los integrantes para la comisión de la “Megadeuda” de Coahuila, hay un grupo minoritario que considera que debería de estar conformado por ciudadanos y la iniciativa privada, pero en realidad eso es lo de menos porque ya se dio el primer paso con muy buenas intenciones y con justicia con sentido social.

Ahora nada más falta ver cuáles serán los resultados que obtendrá ésta tan equilibrada comisión al igual que todas aquellas que fueron creadas para un propósito pero al final del día ninguna llega a nada. Ni siquiera aquellas creadas en otros países en donde por considerarlos como potencias mundiales en dónde cualquiera pudiera pensar que las cosas pudieran ser diferentes llegando a un esclarecimiento del problema como es la frustrada Comisión Warren para resolver el asesinato de John F. Kennedy.

Nunca había comprendido el para qué o por qué la creación de una comisión para resolver algún tipo de problema, hasta después de saberlo de un exgobernador de Coahuila cuando se lo explicó al periodista Carlos Robles Nava, en una de sus giras de trabajo diciéndole: ¿Usted sabe para qué sirve una comisión  don Carlos?

Al ignorar su respuesta, aquel exgobernador simplemente le dijo, “para pura chingada. Cuando usted no quiera o no pueda resolver un problema simplemente crea una comisión y ahí déjelos que se hagan bolas”.

Esperemos que con la presión de la investigación estadounidense  de fraude y lavado de dinero de los prófugos y boletinados para las autoridades americanas de Javier Villarreal Hernández y Jorge Torres López hagan que la comisión de la “Megadeuda” de Coahuila tenga frutos o no sea una más del montón reafirmando la explicación del exgobernador coahuilense que le cae como anillo al dedo por su apelativo por el cual era conocido teniendo toda la razón y como dicen por ahí “más sabe el diablo por viejo que por diabl

Comentarios con Facebook