Solicitan a Metro Sao Paulo parar contratos por sospechas corrupción

metro

Sao Paulo, 3 dic (PL) El Ministerio brasileño Público ordenó hoy a la empresa Metro de Sao Paulo suspender la ejecución de 10 contratos para la modernización de 98 líneas de trenes debido a presuntas sospechas de sobrefacturación y otras irregularidades.
“Todos estos contratos tienen vicios, ilegalidades. Se trata de perjuicios para las arcas públicas”, resaltó el fiscal Mauricio Milani al destacar que el Metro tiene 30 días para responder.
Los convenios, valorados en 2,5 mil millones de reales (más de mil millones de dólares) fueron firmados entre 2008 y 2010 y entre las entidades foráneas aparecen compañías como Siemens, Alstom y Bombardier, investigadas también por otras denuncias de corrupción por el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade)  .
Precisamente, el escándalo de Siemens destapó la caja de pandora y salieron a luz pública brasileña supuestas coimas en la adjudicación de obras de una línea del tren subterráneo.
Según publicaciones del diario O Estado de Sao Paulo, Siemens creó un cartel con otras entidades extranjeras para lograr la licitación de contratos con empresas del metro de Sao Paulo y de Brasilia
Varios exfuncionarios de la gobernación de Sao Paulo y la prefectura de la urbe, de igual nombre, miembros del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), recibieron dinero para beneficiar a dichas empresas entre 1998 y 2007.
Esta denuncia cobró relevancia después de que el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, recibiera documentos sobre este caso y ordenara una investigación profunda a la Policía Federal, lo cual molestó al PSDB.
Cardozo, quien asistió este martes a una audiencia pública en el Senado, defendió su postura y señaló que ningún caso de corrupción puede ser engavetado.
La Policía Federal y el Cade son órganos republicanos, con independencia y él sólo pidió una investigación, por lo cual no puede intervenir ni ejercer influencia alguna, indicó.

Sao Paulo, 3 dic (PL) El Ministerio brasileño Público ordenó hoy a la empresa Metro de Sao Paulo suspender la ejecución de 10 contratos para la modernización de 98 líneas de trenes debido a presuntas sospechas de sobrefacturación y otras irregularidades.

“Todos estos contratos tienen vicios, ilegalidades. Se trata de perjuicios para las arcas públicas”, resaltó el fiscal Mauricio Milani al destacar que el Metro tiene 30 días para responder.

Los convenios, valorados en 2,5 mil millones de reales (más de mil millones de dólares) fueron firmados entre 2008 y 2010 y entre las entidades foráneas aparecen compañías como Siemens, Alstom y Bombardier, investigadas también por otras denuncias de corrupción por el Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) .

Precisamente, el escándalo de Siemens destapó la caja de pandora y salieron a luz pública brasileña supuestas coimas en la adjudicación de obras de una línea del tren subterráneo.

Según publicaciones del diario O Estado de Sao Paulo, Siemens creó un cartel con otras entidades extranjeras para lograr la licitación de contratos con empresas del metro de Sao Paulo y de Brasilia

Varios exfuncionarios de la gobernación de Sao Paulo y la prefectura de la urbe, de igual nombre, miembros del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), recibieron dinero para beneficiar a dichas empresas entre 1998 y 2007.

Esta denuncia cobró relevancia después de que el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, recibiera documentos sobre este caso y ordenara una investigación profunda a la Policía Federal, lo cual molestó al PSDB.

Cardozo, quien asistió este martes a una audiencia pública en el Senado, defendió su postura y señaló que ningún caso de corrupción puede ser engavetado.

La Policía Federal y el Cade son órganos republicanos, con independencia y él sólo pidió una investigación, por lo cual no puede intervenir ni ejercer influencia alguna, indicó.

Comentarios con Facebook