EE.UU. perdió 70 por ciento de sus películas silentes

chaplin

Washington, 4 dic (PL) Estados Unidos perdió cerca del 70 por ciento de las películas silentes hechas entre 1912 y 1930 debido a la decadencia y desidia gubernamental para su conservación, reveló hoy un estudio de la Biblioteca del Congreso.

La pesquisa encontró que de las cerca de 11 mil películas mudas facturadas en el país durante ese periodo, solo el 14 por ciento permanece en su formato original.

Apenas el 11 por ciento de dichos audiovisuales sobreviven como copias en el extranjero o en formatos de menor calidad, agregó.

Recomienda el informe que para salvaguardar las películas que quedan, debe implementarse un programa para la repatriación de filmes y promover colaboraciones entre coleccionistas privados o con los estudios para identificar y conservarlos.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Biblioteca del Congreso y otros archivos se han encargado durante años de la preservación de las primeras piezas estadounidenses del denominado séptimo arte.

Sin embargo, el estudio señala que por cada clásico que sobrevive, cerca de seis se han perdido para siempre.

La vulnerabilidad de los nitratos en el celuloide, junto con la práctica de descuidar o destruir copias y negativos contribuyeron a las pérdidas, lamentó el historiador y archivero David Pierce, uno de los realizadores de la investigación auspiciado por la Asociación Nacional de Preservación de Filmes.

Películas notables que ahora se consideran perdidas incluyen Cleopatra, de 1917, The Great Gatsby (1926), London After Midnight (1927) y The Patriot (1928), detalló la investigación.

El bibliotecario del Congreso, James Billington, escribió en el informe que la pérdida de largometrajes silentes constituye una alarmante e irreparable pérdida para el registro cultural de la nación.

 

Washington, 4 dic (PL) Estados Unidos perdió cerca del 70 por ciento de las películas silentes hechas entre 1912 y 1930 debido a la decadencia y desidia gubernamental para su conservación, reveló hoy un estudio de la Biblioteca del Congreso.

La pesquisa encontró que de las cerca de 11 mil películas mudas facturadas en el país durante ese periodo, solo el 14 por ciento permanece en su formato original.

Apenas el 11 por ciento de dichos audiovisuales sobreviven como copias en el extranjero o en formatos de menor calidad, agregó.

Recomienda el informe que para salvaguardar las películas que quedan, debe implementarse un programa para la repatriación de filmes y promover colaboraciones entre coleccionistas privados o con los estudios para identificar y conservarlos.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Biblioteca del Congreso y otros archivos se han encargado durante años de la preservación de las primeras piezas estadounidenses del denominado séptimo arte.

Sin embargo, el estudio señala que por cada clásico que sobrevive, cerca de seis se han perdido para siempre.

La vulnerabilidad de los nitratos en el celuloide, junto con la práctica de descuidar o destruir copias y negativos contribuyeron a las pérdidas, lamentó el historiador y archivero David Pierce, uno de los realizadores de la investigación auspiciado por la Asociación Nacional de Preservación de Filmes.

Películas notables que ahora se consideran perdidas incluyen Cleopatra, de 1917, The Great Gatsby (1926), London After Midnight (1927) y The Patriot (1928), detalló la investigación.

El bibliotecario del Congreso, James Billington, escribió en el informe que la pérdida de largometrajes silentes constituye una alarmante e irreparable pérdida para el registro cultural de la nación.

Comentarios con Facebook