Maestro pide a presidente mexicano revisar derechos de prisioneros

patishtan

México, 4 dic (PL) El maestro indígena Alberto Patishtán pidió hoy al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, revisar los casos de muchas personas que permanecen prisioneras en las cárceles del país de manera injusta.

Este miércoles, tras reunirse con el mandatario en la Residencia Oficial de Los Pinos, el profesor de la etnia tzotzil comunicó que Peña Nieto lamentó mucho lo sucedido en su causa judicial y por eso tomó la decisión de indultarlo.

Patishtán fue excarcelado el 31 de octubre pasado después de pasar 13 años en la cárcel, condenado por el asesinato de seis policías en junio de 2000, pese a que durante el proceso legal en su contra se presentaron numerosas pruebas de su inocencia.

A raíz del hecho se desató un fuerte movimiento a favor de su liberación, en una lucha que desde el punto de vista legal resultó infructuosa y solo llegó al final con la concesión del indulto presidencial.

Le comenté de toda la situación que yo sufrí y padecí, y también le planteé que hay muchos presos indígenas y no indígenas cuyos derechos deben tomarse en cuenta, expresó el maestro del estado de Chiapas en declaraciones a la prensa después de la reunión privada con el jefe de Estado.

Así como encontraron en mi proceso grandes violaciones de derechos, que también se analicen los casos de muchos de mis compañeros, esos fueron los puntos platicados con el Presidente y que esperamos sean atendidos, agregó.

Patishtán también manifestó que las autoridades deben escuchar a fondo los casos de quienes permanecen encarcelados sin que haya pruebas en su contra.

Vuelvo a decir que no se oiga, sino que escuche: cuando la persona dice algo es porque está pasando algo, no es porque la gente comience a resistir, sino que hay fallas, agregó.

Según el maestro tzotzil, otro de los asuntos abordados con el dignatario fue su estado de salud, pues en medio de su encarcelamiento le fue detectado un tumor cerebral que lo obligó a ser intervenido quirúrgicamente y lo tuvo hasta hace pocos días bajo tratamiento.

Ya sabrán ustedes que estoy enfermo y estoy en recuperación y fue también la plática que tuvimos con el Presidente, señaló.

Poco después de su liberación, en entrevista con Prensa Latina, el profesor apeló a la consciencia de un sistema legal que le falló en todas sus instancias y que, según estima, mantiene prisioneros muchos inocentes en las cárceles del país.

En ese sentido, condenó la situación de los penales mexicanos, donde los presos muchas veces no tienen abogados y los indígenas que no hablan español suelen carecer de intérpretes, mientras los pobres son muchos más propensos a recibir condenas.

Comentarios con Facebook