Notifica México a AIEA sobre robo de material radioactivo

radioactivo

México, 4 dic (PL) México continúa hoy en alerta por el robo de una camioneta con material radioactivo peligroso, hecho que ya fue notificado a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) de Naciones Unidas.

La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardas (CNSNS) informó a la AIEA que el vehículo transportaba una fuente de cobalto 60 desde un hospital de la norteña ciudad de Tijuana, en Baja California, hacia una instalación de desechos radiactivos en el centro del país.

El organismo mexicano activó un protocolo de alerta en las entidades federativas de Querétaro, Hidalgo, Veracruz, Estado de México, Tlaxcala, Puebla y Distrito Federal, al tiempo que estableció contacto con Protección Civil federal.

Mardonio Jiménez, director de Supervisión de Operaciones de la CNSNS, informó en una entrevista televisiva que si el cobalto 60 no es retirado de su contenedor no hay ningún peligro para la población.

El material, que forma parte de algunos objetos de desecho del Seguro Social y se utiliza para radioterapia, no representa ningún riesgo al estar sellado, pero, según las autoridades, el problema ocurre si es sometido a manipulación.

Se trata de un isotopo que, al desintegrarse, emite un electrón y dos rayos gamma, con lo cual se obtiene energía ionizante para realizar procesos industriales importantes con el uso de tecnología nuclear, y puede ser empleado además en el tratamiento contra el cáncer.

Pero también se puede utilizar en las llamadas bombas sucias para contaminar el ambiente y, si es dividido, se convierte en inflamable y puede encenderse espontáneamente.

Jiménez recordó que en los años 80 del siglo pasado otro aparato con cobalto 60 fue fundido y convertido en varilla para construcción, lo cual generó problemas de salud en el estado de Chihuahua.

Por eso, hizo un llamado a quienes robaron el vehículo a que no intenten desmantelar el aparato, porque podrían sufrir contaminación radiactiva.

Se trata de un robo y normalmente los delitos de este tipo tienen el objetivo de llevarse el vehículo, no el material contaminante, apuntó.

La AIEA advirtió en un comunicado emitido desde Viena, Austria, que en el momento de la huida la fuente radioactiva fue debidamente protegida, sin embargo, puede ser extremadamente peligrosa si alguien quita la protección o la daña.

A pesar de que la sustancia no puede utilizarse para la fabricación de un arma nuclear convencional, agregó, sí puede ser usada para lo que se denomina como bomba sucia, un artefacto que combina explosivos e isótopos radiactivos.

Comentarios con Facebook