Ya desataron la caballada reeleccionista.

sanlazaro-congreso

Ojalá en algún momento puedan controlarla”, dijo el senador Marco Antonio Blásquez al posicionar su voto en contra de la Reforma Política, tanto en lo general como en lo particular.

“La gente allá afuera nos está demandando revocación de mandato, no reelección condicionada por las hegemonías de partido; nos está demandando recorte de legisladores de lista, no mayores y más pesadas burocracias”, señaló Blásquez desde la Tribuna del Senado.

Blásquez manifestó que difícilmente se le puede llamar “democracia” a un sistema en el que las burocracias partidistas sustituyen al poder soberano del pueblo para designar representantes, pues el control de éstas termina siendo oligárquico.

Asimismo, el senador bajacaliforniano censuró la creación del Instituto Nacional de Elecciones, en sustitución del IFE. “La sola modificación de nomenclatura del órgano electoral, desde la emisión de nuevas credenciales para votar a nivel nacional hasta la documentación más básica, acarreará graves transtornos operativos cuando se aproximan 20 procesos en los próximos meses”, detalló.

“El presupuesto anual para el IFE para el presente ejercicio alcanza casi los 5 mil millones de pesos, y si a esto se le suman las atribuciones que pretende retirárseles a las autoridades locales, podemos establecer que el órgano electoral de nueva creación precisará al menos un incremento presupuestal igual”, valoró.

Blásquez destacó que no existe estudio previo que determine el impacto económico como lo establece el artículo 18 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, lo que conlleva una deficiencia en este sentido, y que pudiera ser la Suprema Corte en última instancia la que determine el correcto seguimiento de la ruta parlamentaria.

La Reforma Electoral fue aprobada con las dos terceras partes del Senado, que se obtuvo de las bancadas del PRI, PVEM, PAN y parcial del PRD con 106 votos. El voto del grupo parlamentario del PT fue en contra.

Comentarios con Facebook