Aumenta consumo de drogas sintéticas en EE.UU.

drogas

Washington, 5 dic (PL) El consumo de drogas sintéticas en Estados Unidos se incrementó en los últimos años, debido a la falta de medidas regulatorias para su comercialización nacional o importación desde otros países.

Desde 2005, los casos de intoxicación que llegan a las salas de emergencia por este tipo de estupefacientes, conocidos popularmente como Molly, se incrementaron en un 128 por ciento.

Solo en 2011 se registraron más de 10 mil admisiones en consultas de urgencia, destacó la cadena televisiva CBS News.

Tal fenómeno pudiera incrementarse debido a la extraordinaria facilidad y las cantidades asombrosas con que son vendidas o importadas las drogas sintéticas, señaló.

Ejemplifica que la conocida como Spice, es una forma no natural de la marihuana, originalmente desarrollada por los investigadores médicos y que ahora es vendida por narcotraficantes.

La Spice integra la nueva generación de drogas sintéticas -conformada a partir de distintos compuestos químicos-, diseñadas para imitar los efectos de la marihuana, la cocaína o la metanfetamina, pero como sus compuestos e ingredientes son legales, resulta imposible frenar su importación, contrastó la televisora.

Aunque las autoridades han tratado de limitar este fenómeno colocando algunas sustancias dentro de listas negras para prohibirlas, los fabricantes de narcóticos cambian su fórmula química y crean un nuevo fármaco que continúa siendo legal, explicó.

Varios reportes constatan que las drogas sintéticas son tan o más peligrosas que las naturales y pueden derivar en no pocos desenlaces fatales.

Un vídeo mostró recientemente a un hombre retorciéndose en el suelo tras haber ingerido estas sustancias, mientras un oficial de Policía trata de calmarlo.

La televisora reseña igualmente el caso de Noah, un talentoso estudiante de música que en enero ingirió en compañía de amigos una droga llamada bomba N, que imita al LSD, la cual le provocó una rápida pérdida de la conciencia y posterior fallecimiento.

Estados Unidos es reconocido como el mayor mercado consumidor de drogas a nivel mundial y donde el consumo de narcóticos deriva en un problema social asociado a altas tasas de violencia, criminalidad y muertes.

Comentarios con Facebook