Juez en EE.UU. sujeto a posible sanción por uso de lenguaje racista

charles

Washington, 5 dic (PL) Un fiscal del estado norteamericano de Illinois podría ser sancionado por un panel de revisión tras ser acusado de usar un lenguaje cargado de racismo durante el juicio a un afroestadounidense, informó hoy el diario Chicago Tribune.

La Comisión de Disciplina Fiscal del estado ubicado en la región del Medio Oeste, evalúa sanciones al magistrado Charles Garnati, fiscal del condado de Williamson, contra quien pesa una apelación por prejuicio racial durante una vista por asesinato en julio de 2011.

Según la demanda durante la presentación de los argumentos finales en el juicio por asesinato contra el acusado Marcus Marshall, Garnati manifestó a un jurado integrado en un 100 por ciento por personas blancas que existen “algunos muy buenos ciudadanos respetuosos de la ley entre la población afroamericana del país”.

Al contrastar cómo los blancos y los negros se refieren a la policía, el juez comenzó diciendo: Ahora en nuestro mundo blanco, damas y caballeros…, destacó el rotativo.

Marshall fue declarado culpable y condenado a 85 años de prisión por el delito de asesinato.

Un panel de audiencia tendrá en cuenta las pruebas contra Garnati y hará las recomendaciones para una acción disciplinaria que deberá ser tomada por la Corte Suprema de Illinois, explicó la fuente.

Pese a la llegada a la presidencia del primer presidente negro, Barack Obama, Estados Unidos padece aún las secuelas de un arraigado racismo asociado a la historia de la propia nación.

Los orígenes de discriminación institucional y violencia racial en el norteño país se remontan al sistema esclavista que desembocó en la Guerra de Secesión (1861-1865), que no dirimió ni eliminó episodios ominosos como la segregación racial y el asesinato de luchadores sociales como Martin Luther King y Malcom X.

Bajo la gestión del actual mandatario demócrata, la población negra ha padecido el mayor índice de desempleo en la historia contemporánea, entre 12 y 15 por ciento, el doble que el de la población blanca, lo cual se traduce en un incremento de la pobreza y marginalidad en ese sector.

Mientras la población negra representa el 12 por ciento de los habitantes de Estados Unidos, 40 por ciento de los internos en penitenciarías y cárceles del vecino país pertenecen a ese sector.

Comentarios con Facebook