Ban Ki-moon expresa alarma por violencia en República Centroafricana

BanKiMon

Naciones Unidas, 6 dic (PL) El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó hoy “profunda alarma” por los reportes de una escalada en la violencia intercomunitaria en la República Centroafricana, donde el Consejo de Seguridad aprobó una intervención militar.

“Las últimas informaciones son desalentadoras, porque mencionan un incremento en el conflicto entre comunidades musulmanas y cristianas y grupos armados, con trágicas consecuencias”, señaló en una declaración circulada aquí por su vocero.

Según Ban, siguen llegando noticias de asesinatos, así como de asaltos a viviendas por exmilitantes de las milicias Séléka y elementos anti-Balaka (agrupación cristiana rival de los Séléka), quienes en sus acciones ultiman a adultos y niños.

“Este horrible ciclo de violencia y venganzas debe cesar inmediatamente, los civiles deben ser protegidos”, afirmó.

La víspera, el Consejo de Seguridad aprobó la Resolución 2127, que autoriza la intervención militar en la República Centroafricana a través de una misión integrada por tropas africanas y francesas.

El Consejo fijó en 12 meses el período inicial de las operaciones militares, destinadas a enfrentar un escenario “marcado por una total ruptura de la ley el orden”.

Pocas horas después de la decisión, el presidente francés, François Hollande, anunció la intervención militar inmediata de su país en la nación africana.

Más temprano hoy, la secretaria general adjunta de la ONU Valerie Amos mencionó reportes que se refieren a la muerte de alrededor de 100 personas y a centenares de heridos en las últimas horas por la violencia en la República Centroafricana.

Datos de Naciones Unidas reflejan que dos millones 300 mil seres humanos -la mitad de la población del país africano- necesitan algún tipo de asistencia humanitaria, alrededor de 415 mil se encuentran desplazados de sus hogares y un millón 300 mil requieren ayuda alimentaria.

En marzo pasado, la organización guerrillera Séléka expulsó del poder al presidente Francois Bozizé, lo que agregó un nuevo ingrediente al convulso panorama de la República Centroafricana, caracterizado por choques entre cristianos y musulmanes, y la presencia de grupos de autodefensas y de partidarios del gobierno depuesto.

Comentarios con Facebook