Diputados mexicanos aprueban reforma política con modificaciones

Diputados mexicanos laboran en dictamen de reforma financiera

México, 6 dic (PL) La Cámara de Diputados de México aprobó hoy en lo general y en lo particular la minuta de una reforma político-electoral, la cual deberá regresar ahora al Senado para una nueva revisión tras sufrir varias modificaciones.

Por 401 votos a favor, 64 en contra y dos abstenciones la Cámara baja aprobó el dictamen para el que presentaron alrededor de 165 reservas de 37 artículos, de los cuales 36 proponían cambios y sólo uno de ellos la adición de un apartado transitorio.

Entre los cambios avalados finalmente por el pleno -nueve en total- figura el del artículo 26 de la Constitución, para que sea la Cámara de Diputados y no el Senado la institución encargada de nombrar a los consejeros del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Los diputados también pospusieron en tres años la fecha de inicio de la reelección de los parlamentarios -prevista por el Senado para 2015- e hicieron ajustes sobre la votación mínima que los partidos deberán conseguir para mantener su registro.

El pleno de San Lázaro, sede de esta instancia legislativa, estableció que el tres por ciento de los votos necesarios para mantener el registro de las fuerzas políticas -anteriormente era de un dos por ciento- se contabilizará a partir del total de los sufragios válidos.

Se determinó además que los consejeros del Instituto Federal Electoral seguirán en su encargo hasta que se integre el nuevo Instituto Nacional Electoral (INE), que será creado en sustitución del organismo anterior.

En un comunicado, la Cámara baja indicó que la reforma aprobada con la mayoría calificada comprende al INE como un organismo con autoridad en materia electoral, independiente en sus decisiones y funcionamiento, y con profesionalidad en su desempeño.

También se aprobó que la compra de publicidad electoral en los medios de comunicación, al margen de lo legalmente permitido, será causa de nulidad de los comicios.

La reforma político-electoral fue la condición impuesta por los legisladores del conservador Partido Acción Nacional (PAN) para poder pasar después a la discusión de la reforma energética, la más importante de las medidas propuestas por el Ejecutivo.

Según los legisladores del Partido de la Revolución Democrática, esta iniciativa fue una moneda de cambio de los panistas, quienes la exigieron para luego apoyar al gobernante Partido Revolucionario Institucional en la aprobación de la medida energética.

Esta última reforma, cuya discusión se encuentra detenida en estos momentos en el Senado, cuenta con la oposición de varias formaciones de izquierda, al considerar que busca entregar los recursos del país al capital foráneo mediante la apertura del sector de los hidrocarburos a la inversión privada.

Comentarios con Facebook