INICIA EN EL SENADO ANÁLISIS DE LA REFORMA POLÍTICA DEL DISTRITO FEDERAL

SENADO DE LA REPÚBLICA
Las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, del Distrito Federal y de Estudios Legislativos Primera iniciaron el análisis para concretar la reforma política que conlleva crear el congreso local y dotar de autonomía a la capital federal.
El presidente de la Comisión del Distrito Federal, Mario Delgado Carrillo, presentó ante los senadores un proyecto de dictamen donde se integran ocho iniciativas de reforma presentadas entre la LXI y LXII Legislaturas, por parte de los siguientes legisladores: María de los Ángeles Moreno (abril de 2010); Manlio Fabio Beltrones y Carlos Aceves (diciembre de 2010); Mariana Gómez del Campo y Gabriela Cuevas (diciembre de 2012 y  de 2013); Pablo Escudero (septiembre de 2013); Mario Delgado (noviembre de 2012), así como las propuestas de los grupos parlamentarios del PRD, Convergencia y PAN (septiembre de 2010) y del PRD (noviembre 2013).
El senador Mario Delgado expuso que el proyecto de dictamen deriva de la claridad y coincidencia ente todos los grupos parlamentarios “de que ya el actual régimen jurídico de la ciudad se convierte en una camisa de fuerza para la misma, tenemos que modificarla, tenemos que darle autonomía plena a la ciudad”.
Enfatizó que la propuesta de reforma al artículo 122 de la Constitución es el más importante, pues en este se otorga autonomía a la Ciudad de México y  se cambia la naturaleza jurídica como entidad federativa, pero manteniendo su estatus como sede de los Poderes de la Unión y capital de la República.
“Uno de los más avances más importantes es que pueda tener su propia Constitución, con una Asamblea Constituyente responsable de construir su legislación; además, se reconoce, en una visión hacia el futuro, el régimen metropolitano”, lo que da pauta a la conformación de una ley que permita la coordinación con otras entidades.
De igual forma, abundó, se concede a la Ciudad de México el derecho de  administrar su presupuesto y de crear impuestos, de forma planeada, eficaz, eficiente, colaborativa y participativa entre las autoridades de gobierno.
Por otra parte, refirió el legislador del PRD, la propuesta de modificación en el artículo 44 en la Carta Magna establece la definición de capitalidad.
Además, se brinda claridad al tercer nivel de gobierno, pues las delegaciones se convertirán en alcaldías, “con un consejo electo, equivalente a un cabildo, que servirá de contrapeso” en el ejercicio de gobierno.
El senador perredista aclaró que se mantendrá la garantía de una hacienda unitaria: “no se desintegra el sistema tributario, pues se generan muchas economías en la provisión de servicios como la basura, transporte y seguridad que deben ser centralizada”; de lo contario se correría el riesgo de que las alcaldías no pudieran financiar dichas funciones.
En su oportunidad, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos, advirtió que los  senadores están obligados “a deliberar  de manera abierta, en voces plurales, así como a  proponer, dictaminar y  poner a consideración, sin exclusión ni marginación de ninguna aportación de nadie”, el proyecto de dictamen en mención.
En tanto, la senadora panista Gabriela Cuevas destacó que con el proyecto de dictamen “tenemos la oportunidad de enmendar nuestros errores” y  trabajar para que la capital de la República sea una urbe de ciudadanos, y no sólo de clases políticas o reformas administrativas.
En este sentido, aseguró que la principal coincidencia es la de dar un nuevo marco jurídico a la Ciudad de México, al tiempo de expresar que es momento de que “quienes tomemos esta decisiones, seamos quienes legislamos sobre estos temas y que ya no estén discutiéndose los temas legislativos en otras mesas donde no nos hemos enterado”.
El senador Alejandro Encinas coincidió en  la importancia de la reforma del DF:  “Espero que ese ánimo constructivo –remarcó-,  que a lo largo de más de una década hemos construido, hoy por sí dote no solamente de autonomía plena a la Ciudad de México, sino que en lo fundamental haga realidad que los capitalinos no sean considerados todavía ciudadanos de segunda, sino como ciudadanos con plenos goces políticos y que puedan ejercerlos en plena libertad. No hay pretexto para no sacarlo adelante”.
En ese contexto, Mariana Gómez del Campo, secretaria de la Comisión del Distrito Federal, confió en que “ésta va a ser la legislatura que le dará a la ciudad de México un marco jurídico, la legislatura, señaló, que deje de ver a los ciudadanos del Distrito Federal como de segunda para empezar a ser ciudadanos de primera”.
La senadora Blanca Alcalá hizo énfasis en la necesidad de que se establezca una visión metropolitana, considerando que la Ciudad de México es eje de resonancia de lo que acontece en todo el país.
Por su parte, el senador Manuel Bartlett hizo hincapié en la necesidad y urgencia de hacer participar a los ciudadanos, “con foros de verdad y no sólo fingidos, que sea un movimiento realmente amplio y abierto, que permita se integre toda la población”.
Finalmente, el senador Armando Neyra Chávez, consideró que, dada la trascendencia de la reforma política del Distrito Federal, es necesario que las comisiones unidas realicen un análisis a fondo y transparente del proyecto de dictamen, para que este sea presentado y votado en el Pleno del Senado de la República, a más tardar, el 15 de diciembre.

Comentarios con Facebook