Brasil no puede cohabitar con violencia en estadios, dice Rousseff

UNA NUEVA PROTESTA CONTRA LA COPA EN BRASILIA EXIGE LA LIBERTAD DE CUATRO PRESOS

Brasilia, 9 dic (PL) La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, rechazó hoy la violencia en los estadios tras una riña entre hinchas del Atlético Paranaense y Vasco da Gama, y dijo que esta va contra lo mejor del futbol, un deporte de pasión y de tolerancia.

Estas grescas van en contra de todos los que creemos en este pasatiempo y “el país del fútbol no puede más convivir con la violencia en los estadios”, escribió Rousseff en su cuenta de Twitter.

La mandataria demandó acciones concretas de las fuerzas del orden para resguardar las instalaciones deportivas y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

La pelea entre seguidores del Atlético Paraense y el Vasco da Gama se registró la víspera en el estadio de Joinville, en el sureño estado de Santa Catarina y dejó un saldo de cuatro heridos, tres de ellos graves.

Noticieros de televisión mostraron imágenes de esta batalla, ocurrida en las gradas entre fanáticos de ambos equipos, lo cual motivó la interrupción del partido durante una hora.

El Ministerio de Deportes condenó, en un comunicado, los actos de violencia entre los aficionados durante el partido de la última ronda de la Serie del Campeonato nacional e instó a la Policía a identificar a los responsables y juzgarlos.

Comentaristas deportivos lamentaron estas acciones, cuando Brasil se prepara para acoger a 32 selecciones de los cinco continentes en la Copa Mundial, en junio de 2014.

Comentarios con Facebook