Revelan posible origen de microdunas en Estados Unidos

1864653

Washington, 9 dic (PL) Geólogos de la Universidad Estatal de San José, California, afirman que los famosos terrenos con bultos redondos en el oeste de Washington son obra de roedores o ardillas terrestres, que mueven la tierra hacia arriba al cavar madrigueras.

Desde su descubrimiento a inicios del siglo XIX esos raros paisajes llenos de pequeñas elevaciones redondeadas de tierra y piedra de un metro de altura como promedio (algunas alcanzan dos metros y medio y 50 metros de diámetro) dispuestas ordenadamente en el norte del continente americano, tuvieron incluso entre sus leyendas un posible origen extraterrestre.

El autor de la investigación, Manny Gabet, utilizó un modelo computacional que muestra la posibilidad de que esas criaturas hayan creado esas elevaciones cuando excavan, denominadas montículos de Mima, de la pradera, terrones de barro, madrigueras de animales o microdunas.

Los montículos creados por los roedores digitales son casi idénticos que los reales. Los investigadores sugieren que en las áreas pantanosas los animales empujan hacia arriba y gradualmente pequeñas cantidades de tierra para intentar mantener secas sus madrigueras.

Según sus cálculos, los roedores necesitaron entre 500 y 700 años para construirlos. Una generación tras otra vive en esos montículos y los construye, dijo Gabet a la revista LiveScience.

Explica el geólogo que si se tiene en cuenta la escala corporal, estas son las estructuras más grandes construidas por un mamífero sin incluir a los seres humanos.

De acuerdo con el modelo computacional cada montículo coincide con el ámbito territorial de un solo roedor. En términos de esfuerzo, dijo Gabet, sería como si una sola persona construyera las pirámides.

Para el experto, el problema de averiguar cómo se forman estos montículos es que nunca nadie vió uno en formación, lo cual sugiere que este proceso o ya no ocurre o es extraordinariamente lento.

Los científicos opinan que el movimiento de tierra a lo largo de cientos de años hizo crecer los pequeños montículos gradualmente.

Comentarios con Facebook