Canadá espió a socios comerciales a cuenta de gobierno de EE.UU.

o-ESPIAS-facebook

Ottawa, 10 dic (PL) El gobierno de Canadá desarrolló actividades de espionaje contra socios comerciales a cuenta de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, revelan las más recientes filtraciones del excontratista Edward Snowden.

Un documento desclasificado indica que a petición de la NSA, Ottawa ubicó puestos de monitoreo clandestinos en unos 20 países considerados de alta prioridad para fiscalizar sus actividades, pese a resultar naciones consideradas aliadas, destacó la cadena televisiva canadiense CBC News.

El texto de cuatro páginas, con fecha 3 de abril de 2013, describe una estrecha relación de cooperación entre la NSA y su homólogo canadiense, el Communications Security Establishment Canadá (CSEC), una relación de “ambas partes les gustaría ver ampliado y fortalecido”.

Gran parte del documento contiene detalles operativos hipersensibles que optó por no hacer pública, según indicó la CBC.

El documento refleja que Canadá juega un papel significativo en la recogida de información en todo el mundo, lo cual le ha valido el respeto de sus equivalentes estadounidenses, comentó la televisora.

Wesley Wark, experto en seguridad e inteligencia canadiense de la Universidad de esta capital, opinó que las revelaciones dejan en claro, además, que Ottawa puede tomar ventaja de su imagen relativamente benigna a nivel internacional para reunir gran cantidad de información secreta.

Recientemente, otro documento de Snowden señaló que Estados Unidos espió la cumbre del G-20 en Toronto con la ayuda del gobierno canadiense.

La reunión de los líderes de las 20 economías más pujantes del globo juntó en esa ciudad al presidente Barack Obama y a 25 líderes del mundo durante seis días en 2010.

La ESCI facilitó la labor de inteligencia en la cita mediante el control de las redes informáticas, la intercepción de las llamadas telefónicas y acciones de control de los correos electrónicos de los participantes, subrayó el excontratista de la NSA asilado en Rusia.

Según expertos legales, si Canadá proporcionó a los estadounidenses apoyo directo en sus esfuerzos de acecho, incurrió en una violación, pues esa práctica requiere de una autorización legal para vigilar a personas, incluidos los visitantes extranjeros.

Las informaciones filtradas por Snowden dan cuenta de la escucha ilegal de las comunicaciones del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto; de la canciller federal alemana, Ángela Merkel; y de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, entre otros líderes.

Tal situación mantiene en aprietos a la administración Obama que intenta justificar sus acciones contra gobernantes de naciones consideradas aliadas.

Comentarios con Facebook