Mandela hizo converger en Sudáfrica a líderes mundiales

nelson-mandela-1

Johannesburgo, 10 dic (PL) La trascendencia humana de Nelson Mandela hizo converger hoy aquí a líderes mundiales de las más diversas corrientes políticas, entre ellos dignatarios de Cuba, Estados Unidos, Brasil, Francia, China, Palestina y todos los países africanos.

El memorial oficial por la muerte del primer presidente negro de Sudáfrica, ocurrida el pasado 5 de diciembre, registró para la posteridad discursos memorables y emotivos, además de hechos inusuales como el breve saludo entre los mandatarios cubano y estadounidense.

Raúl Castro y Barack Obama, cuyas naciones carecen de relaciones diplomáticas, protagonizaron un inesperado apretón de manos y cruzaron algunas palabras cuando el gobernante norteamericano se dirigió al estrado para rendir tributo al Premio Nobel de la Paz 1993.

La fugaz escena concitó la atención de personalidades y reporteros gráficos presentes en el estadio FNB de Soweto, conocedores de la hostilidad de sucesivas administraciones estadounidenses hacia la Revolución que triunfó en la isla caribeña en enero de 1959.

Obama saludó luego con un beso a la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, quien al intervenir en el oficio religioso afirmó que Nelson Mandela constituye un paradigma para los pueblos que luchan por la justicia y la plena igualdad.

Rousseff lamentó la muerte del destacado luchador antirracista, y subrayó que fue una de las grandes personalidades del siglo XX que condujo con pasión e inteligencia uno de los más importantes procesos emancipadores de la historia contemporánea: el fin del apartheid.

“Su lucha contra el apartheid trascendió fronteras nacionales y dio lecciones no solo a los africanos, sino a todos los que combaten la discriminación racial y buscan un mundo de paz”, remarcó.

Por su lado, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, declaró al cierre de la ceremonia que Mandela es único, no hay nadie como él, y su fallecimiento ha marcado un dolor sin precedentes en el mundo entero, sin embargo, es un dolor acompañado por la celebración.

Zuma dijo que Madiba es un ícono mundial, promotor de una Sudáfrica libre y uno de los fundadores del Congreso Nacional Africano, y lo llamó el “padre de nuestra nación porque él trazó el camino para construir la Sudáfrica de nuestros sueños, sin sexismo o racismo”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su antecesor, Kofi Annan, la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkozasana D. Zuma, y los mandatarios Mahmoud Abbas (Palestina) y Francois Hollande (Francia), destacaron entre otros asistentes al funeral de Mandela.

Comentarios con Facebook