Senado mexicano aprueba en lo general reforma energética

SENADO DE LA REPÚBLICA

México, 11 dic (PL) El Senado mexicano aprobó en lo general el dictamen de la reforma energética, que continúa su curso hoy en esa instancia legislativa con la discusión de la medida en lo particular.

Con 95 votos en favor, 28 en contra y sin abstenciones, la Cámara alta dio luz verde a la primera iniciativa desde 1938 que modifica la Constitución en lo relacionado con el tema energético, para abrir el sector de los hidrocarburos y la electricidad a inversores privados.

En la madrugada de este miércoles y tras un debate de nueve horas, se avaló la reforma que eliminará la participación del sindicato petrolero en el Consejo de Administración de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y creará un nuevo modelo laboral para sus trabajadores y los de la Comisión Federal de Electricidad.

Uno de los principales aspectos de la propuesta impulsada por el Gobierno es la llamada despetrolización de las finanzas públicas, al establecer que Pemex transferirá sólo hasta 4,7 por ciento de sus ganancias al Presupuesto de Egresos de la Federación.

Al mismo tiempo, los representantes del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana dejarán de formar parte del Consejo de Administración de la compañía.

Planteamos una reforma integral del sector, con un nuevo modelo que conjugue seguridad energética, autodeterminación y el ejercicio real, tangible, de la soberanía nacional, expresó el senador David Penchyna, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, el legislador Alejandro Encinas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), exhortó al senador del PRI y líder del sindicato petrolero, Carlos Romero, a pronunciarse sobre la reforma, a la que calificó como una trampa para ese gremio.

De acuerdo con el parlamentario de la formación de izquierda, la medida afectará los derechos laborales de los trabajadores, así como el proceso de contratación y salarios.

Por su parte, el miembro del conservador Partido Acción Nacional Jorge Luis Lavalle, afirmó que la enmienda establece un modelo de transformación para construir instituciones fuertes, con mayor competencia, eficiencia y sustentabilidad.

La iniciativa permite que empresas privadas participen en el sector energético a través de contratos de servicio, de utilidad compartida, producción compartida y contratos de licencia.

Al decir del senador perredista Rabindranath Salazar, la historia de las privatizaciones en México es de frustraciones, reveses e infortunios que estallan en el ánimo y en la conciencia colectiva y que se repiten con una reforma energética.

Pareciera que a los gobiernos les funciona el círculo vicioso de crear empresas del Estado con el dinero de los mexicanos, exprimirlas, saquearlas, reformar la legislación y luego venderlas al capital extranjero, pero al final los mexicanos seguimos pagando las mismas cargas impositivas, manifestó.

Comentarios con Facebook