Senado mexicano da luz verde a la reforma energética

Bonita-por-fuera-sucia-por-dentro-la-nueva-sede-del-Senado-de-la-República

México, 11 dic (PL) El Senado mexicano aprobó hoy la reforma energética propuesta por el Gobierno, la cual pasa ahora al debate en la Cámara de Diputados en medio de críticas y manifestaciones públicas en su contra.

La medida está diseñada para atraer a inversores privados a operar de forma independiente en el país o asociarse con la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) mediante contratos de servicios, de ganancias y de producción compartida, así como a través de licencias.

Con el fin de que el país asuma pactos con particulares nacionales y extranjeros para la producción de hidrocarburos, la iniciativa modifica los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

En ese sentido, la reforma representa un cambio radical con respecto a la legislación vigente desde 1938, cuando el entonces presidente Lázaro Cárdenas nacionalizó la industria energética y estableció que esa actividad sería exclusiva del Estado.

Después de 20 horas de discusiones, quedó aprobado el proyecto de ley con 81 votos a favor del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Acción Nacional y el Verde Ecologista, y 20 en contra del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido del Trabajo (PT).

Para la discusión en lo particular los legisladores analizaron 313 enmiendas presentadas por el PRD y el PT, ambas formaciones de izquierda, las cuales se oponen a la reforma por considerar que con ella se entregan los recursos de la nación a manos foráneas.

El enfrentamiento se centró en la modificación de los artículos de la carta magna y en ocho artículos transitorios del borrador, especialmente en el cuarto, núcleo de la reforma energética porque establece las formas de contratación.

Tras conocer el resultado en la Cámara alta, el presidente Enrique Peña Nieto felicitó a los senadores a través de su cuenta en la red social Twitter, en la cual escribió que se trata de una decisión trascendental para México.

Por su parte, el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, anunció que seguirán dando batalla en el campo legislativo contra la propuesta.

En esa instancia parlamentaria el PRI buscará que la más importante de las reformas estructurales del Ejecutivo sea avalada antes del 15 de diciembre, cuando termina el periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión.

Por su parte, los miembros del Movimiento de Regeneración Nacional, que desde hace una semana mantiene un cerco al Senado, anunciaron su traslado ahora a San Lázaro, sede de la Cámara baja, para continuar con su protesta contra la acción privatizadora.

Comentarios con Facebook