LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Evo Morales inicia nueva cruzada a favor del deporte

evo

La Paz, 13 dic (PL) El presidente boliviano, Evo Morales, inicia hoy una nueva cruzada a favor del movimiento deportivo, una actividad de la cual nunca se apartó y que intensificó desde su llegada al poder en enero de 2006.
El primer mandatario indígena de Bolivia viajará a Río de Janeiro para entrevistarse con la dirigencia de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), con la intención de conseguir que la central ciudad de Cochabamba sea sede de los Juegos Suramericanos de 2018.
Morales consiguió con anterioridad, según medios de prensa locales, que la venezolana Puerto La Cruz, una de las tres aspirantes, renunciara a su candidatura, por lo cual quedaría solamente en la lista de rivales la capital peruana, Lima.
Esta cruzada a favor de Cochabamba es apenas una de las actividades que realiza Morales a favor de la actividad física, la cual cala poco a poco en la idiosincrasia de los bolivianos, asiduos del fútbol, pero alejados de siempre de otras modalidades.
El jefe de Estado, a través del programa Bolivia Cambia, Evo Cumple, prioriza desde hace varios años la construcción de campos deportivos en todos los lugares del país, incluso en aquellas comunidades pequeñas en las cuales solo habitan unas decenas de personas.
Para el mandatario, es importante que los niños crezcan de la mano de las actividades deportivas, para que puedan fortalecer su capacidad física, para que se conviertan luego en hombres resistentes y fuertes, preparados para cualquier trabajo.
Su programa facilita la edificación de coliseos, algunos de gran tamaño y capacidad para miles de personas, donde se puede practicar fútbol de salón, baloncesto y balonmano, entre otras disciplinas, y otros más pequeños, también para esas.
En otros casos se levantaron y levantan canchas de fútbol de tamaño normal, hasta con césped artificial, en aquellos lugares donde escasea la lluvia y se hace difícil mantener la hierba en buen estado.
Cada vez que inaugura una de estas instalaciones -lo cual ocurre cada muy poco tiempo- el Presidente juega un partido de fútbol contra un grupo de los integrantes del equipo que se clasificó al Mundial de Estados Unidos 1994, una forma más de promover el más universal de los deportes.
A todo esto hay que sumar su propuesta de realizar en cada uno de los departamentos una carrera pedestre una vez al año, con la intención de descubrir talentos que puedan aportar al país medallas en competencias internacionales.
También destaca su apoyo incondicional al paso por Bolivia del Rally Dakar, la prueba más importante de la modalidad en el mundo, y el respaldo a los pilotos bolivianos que intervendrán.
Morales, como muestra de su preocupación constante por el deporte, convertirá en enero próximo el viceministerio de Deportes en un ministerio, aunque aún sin dar a conocer quién estará al frente de la cartera.
La intención del jefe de Estado pasa por desarrollar escuelas deportivas para llevar allí los talentos y conseguir que Bolivia, un día no muy lejano, pueda contar con campeones panamericanos, mundiales y olímpicos.

Comentarios con Facebook