LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Reclamos de consorcio complican ampliación de Canal de Panamá

CANAL-INTEROCEANICO-NICARAGUA

Panamá, 13 dic (PL) Un aumento de reclamos financieros hasta mil 300 millones de dólares formulado por el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) encargado de la ampliación de la vía interoceánica, complican la ejecución del proyecto, atrasado en casi nueve meses.
Al GUPC, integrado por cuatro empresas, la española Sacyr Vallehermoso -que lo encabeza-, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa, se le adjudicó en julio de 2009 la obra por un importe de tres mil 200 millones de dólares con el compromiso de entregarla en 2014.
Pero los trabajos se retrasaron porque la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) rechazó una mezcla de hormigón que incumplía los requisitos, y comenzó en ese momento un largo litigio sobre quién recaía la responsabilidad y la consecuente demora que, medida en valores, equivalía a unos 500 millones de dólares.
El tiempo de dilación ha ido creciendo y los técnicos consideran que el atraso es ya de ocho meses y medio, por lo que las nuevas esclusas entrarán en funcionamiento después del segundo semestre de 2015 y habrá un sobrecosto de 800 millones de dólares.
El administrador de la ACP, Jorge Quijano, reveló que la empresa de seguros advirtió que la demanda de mil 300 millones de dólares debe manejarse dentro del contrato y no fuera de este, como pretende el GUPC.
Ante dudas de si Sacyr Vallehermoso no podría terminar la obra, Quijano señaló que en su opinión la empresa sí puede y tiene además la responsabilidad de concluirla, al margen del reclamo que pueda presentar a través de procesos establecidos.
El funcionario estima que la ampliación puede estar terminada a mediados de 2015 y si la empresa sustenta los altos costos que no estaban contemplados en la propuesta original, y dependiendo de los fallos, podrían llegar a un acuerdo sobre los montos.

Comentarios con Facebook