COMO EL GENIO NAZI: MIENTE, MIENTE

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Nadie sabe a ciencia cierta de dónde salieron las reformas estructurales financieras, hacendarias y energética, en donde está la cabalgata emprendida por el Presidente, Enrique Peña Nieto, que es la solución para el crecimiento que necesita el país, es decir, en ninguno de ellos se ha hecho proyecciones en donde especialistas en la materia podrían anticipar los resultados, por ejemplo, en el caso de la reforma fiscal quedaron fuera de la jugada la participación la escuela de contadores públicos en donde nunca se les preguntó algo.

La negociación de cada una de las reformas, se ha visto más inclinada por la vanidad de cada uno de los partidos para la aprobación de iniciativas que cada uno tenían en el congelador siendo éstas muy significativas para cada partido político utilizadas como estandarte para la solución de una lucha social justificando así su trabajo en las diferentes curules dela Cámarade Diputados y Legisladores pero sin pensar bien si realmente es lo que necesitaban los mexicanos.

No se está negado que eran primordial los cambios estructurales financieros, fiscales, telecomunicación  y energética para que el país pudiera salir adelante, sino son los términos y como siempre se sabe hacer en México todo al vapor, al ahí se va. Siguen los gobiernos haciendo sus cosas oscuras o enjuagues detrás de los escritorios en donde se vive la realidad porque los sueldos ostentosos así como las prestaciones que reciben los responsables, los ciega y se les olvida que alguna vez vivieron entre el resto de los mexicanos convirtiéndolos en seres de otro planeta. El mundo en donde la crisis nunca se siente, en un mundo en donde la seguridad está muy distante de su concepto, en un mundo en donde todo problema social siempre se trata de unos cuantos mexicanos y no de la mayoría.

El Gobierno Federal ha sabido hacer su chamba en mercadotecnia como si se trata de un producto para vender cada uno de sus reformas en donde han tenido éxito en la mayor parte de la población en su convencimiento de que cada una de ellas es lo que más nos conviene como mexicanos pero cuando en la realidad está muy distante de ello. Nada más por mencionar la inocencia que pretende jugarla Secretaríade Hacienda para el resto de la población en su proyección de crecimiento para el 2018 con un optimismo utópico traducido en un aumento de nuevos empleos formales es totalmente incongruente desde el momento que aumentan los impuestos y bajan sustancialmente la deducibilidad de los gastos pegándole duramente al margen de utilidad de cada generador de trabajo, impidiendo el crecimiento o expansión de las empresas.

Por otro lado, la campaña publicitaria de la reforma energética  la hacen aparecer como que ese beneficio de bajos costos de tarifas de luz y gasolina será algo de manera inmediata cuando en el fondo se sabe que la aprobación de una iniciativa solamente es el primer paso porque su ley reglamentaria pudiera suceder dentro de dos o tres años para su aprobación y de ahí se empezaría hacer la infraestructura física para preparar a PEMEX y hacerlo sustentable en todos sus derivados para hacer nuestros propios energéticos industriales. Si tenemos suerte todo estará preparado en un período de siete o diez años y hasta entonces veremos quién podría estar interesado en invertir en una empresa que al día de hoy está en números rojos desde el punto de vista inversionista porque a la fecha no existe una lista de posibles empresas o particulares interesados en invertir. Para ese entonces el consumismo de los derivados del petróleo en países como Estados Unidos estarán en otro tipo de recurso energético que no dependa tanto del gas natural o derivados del petróleo puesto que en la actualidad el futuro de los estadounidenses empiezan hacia otra tendencia a la protección del medio ambiente y uno de sus parámetros es esa apertura para la exportación libre del petróleo crudo como un indicador en donde ya el consumo del mismo ya está con una cobertura autosuficiente no teniendo la necesidad de seguir importando de otros países.

Todas éstas campañas publicitarias son estrategias utilizadas por el genio nazi de la propaganda Joseph Goebbels: “Miente, miente, que al final algo quedará… cuanto más grande sea una mentira, más gente lo creerá..” (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook