Escándalo en Italia por vídeo de maltratos en centro de inmigrantes

italia-inmigrantes

Roma, 17 dic (PL) Asombro y rechazo provocó hoy en Italia la divulgación de imágenes de un centro de acogida de inmigrantes que aparecen desnudos haciendo fila a la intemperie para ser desinfectados, tema que también provocó pronunciamientos de Naciones Unidas.

“El vídeo recuerda los campos de concentración”, señalan varios medios de comunicación sobre la secuencia transmitida en un telediario de la cadena pública RAI2, filmada por un inmigrante con su teléfono celular en una instalación de la isla siciliana de Lampedusa.

El primer ministro Enrico Letta afirmó que “esas imágenes son muy graves, el gobierno hará una investigación a fondo para verificar y sancionar a los responsables”.

A raíz de la difusión del vídeo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados instó al Ejecutivo italiano a tomar medidas urgentes dirigidas a mejorar las condiciones de los centro de primera acogida. El ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, garantizó que habrá una rendición de cuentas “y los culpables van a pagar”; mientras la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, consideró que esa manera de tratar a los foráneos es indigna de un país civilizado.

“Nadie puede ser indiferente a esa grabación, tanto más porque son posteriores al trágico naufragio de octubre último en Lampedusa, en el cual murieron más de 350 personas”, agregó Boldrini.

Según el noticiario italiano, la película fue filmada el 13 de diciembre, y en la fila habría inmigrantes eritreos, sirios, ghaneses, nigerianos, kurdos, e incluso algunos sobrevivientes del naufragio frente a las costas de Lampedusa.

Por su parte, el alcalde de la isla, Giusy Nicolini, afirmó que esa situación no es lo que esperaban ver dos meses después del trágico incidente.

Nicolini afirmó que los inmigrantes son sometidos en Lampedusa a un trato como de “campo de concentración” y responsabilizó con ello al Ministerio del Interior.

Varios han sido los pronunciamientos de alarma sobre el asunto, con declaraciones de condena por parte de la ministra de Integración, Cecile Kyenge, del presidente del Comité de Migración de la Conferencia Episcopal, monseñor Francesco Montenegro, entre otras personas.

Comentarios con Facebook