Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Hallan en Kenya la mano más antigua de un homínido

Excavación-1024x682

 

Washington, 17 dic (PL) Paleontólogos de la Universidad de Missouri hallaron en Kenya un hueso metacarpo de 1,42 millones de años de antigüedad, 600 mil años más que su análogo más antiguo conocido, según la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El hueso hallado es uno de los cinco metacarpos que conforman la parte central de la palma de la mano, que vincula los dedos y la muñeca.

La profesora de Patología y Ciencias Anatómicas del referido campus universitario Carol Ward dijo que lo que hace a este hueso distinto es la presencia de una apófisis estiloides o proyección de los huesos en el extremo que se conecta a la muñeca.

“Hasta ahora, este proceso estiloide sólo se ha encontrado en los humanos, los neandertales y otros homínidos primitivos”, señaló.

En el hueso encontrado se aprecia la apófisis estiloide del tercer metacarpiano, que es una parte de la reconfiguración de la muñeca propia de los humanos. Esta evolución va asociada con la mejora de la capacidad manual para elaborar y usar herramientas.

De acuerdo con los estudiosos, el proceso estiloide ayuda al hueso de la mano a bloquear los huesos de la muñeca, permitiendo aplicar una mayor presión para el agarre del pulgar y los demás dedos.

El hallazgo permite extender en el tiempo el estudio de la evolución de los humanos modernos, así como para indicar que las conductas manipuladoras propias de los humanos también podrían ser atribuidas a homínidos anteriores al Homo Erectus.

La estructura ósea más antigua de una mano semejante a la humana encontrada anteriormente procede de la Sima de los Huesos, en Atapuerca, España, de unos 800 mil años.

Los seres humanos tienen una anatomía distintiva de la mano que les permite hacer y usar herramientas, una característica que los simios y otros primates no humanos no poseen y de la que se desconoce el momento en que apareció en la evolución del hombre.

Ward y sus colegas señalan que la falta de la apófisis estiloides dificultó a los simios y los humanos anteriores la fabricación y uso de herramientas, de forma que, la falta de un proceso estiloide puede haber aumentado las probabilidades de tener artritis antes.

El hueso fue encontrado cerca de los sitios donde han aparecido las primeras herramientas de piedra achelenses, entre las que se incluyen hachas de mano de más de 1,6 millones de años.

Comentarios con Facebook