Obama habla con empresas informáticas de EE.UU. sobre espionaje

obama_presser_080913

Washington, 17 dic (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dialogará hoy con los propietarios de grandes firmas informáticas que piden reformas radicales para limitar las acciones de espionaje de la controvertida Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Según la televisora CNN, en la reunión de la Casa Blanca los dueños de Apple, Google, Twitter, Microsoft, Facebook, Salesforce, Netflix, Etsy, Dropbox, AT&T Yahoo!, Zynga, Sherpa Global, Comcast y LinkedIn expresarán las preocupaciones sobre el fisgoneo federal y la violación a la privacidad de sus clientes.

Esas firmas la semana pasada pidieron en una carta al Congreso y a Obama poner freno a esas prácticas porque consideran que el equilibrio entre privacidad y vigilancia se inclinó demasiado a favor del Estado, lo cual vulnera los derechos individuales de los cibernautas.

Las corporaciones abogaron en la misiva por limitar el acceso del gobierno a los datos digitales, aumentar la supervisión de los programas de espionaje e incrementar la transparencia tanto de las agencias gubernamentales que solicitan las informaciones como de las empresas receptoras de las solicitudes.

Durante el encuentro de este martes, Obama también pedirá asistencia de las empresas para diseñar nuevas estrategias que mejoren el funcionamiento del sitio Healthcare.gov, el cual presentó fallas recurrentes desde su lanzamiento el pasado 1 de octubre.

La reunión tiene lugar un día después de que un juez declaró inconstitucional el programa masivo de espionaje de la NSA y aprobó una orden solicitada por activistas sociales para eliminar la vigilancia de teléfonos mientras el caso es visto por la justicia.

Dicha agencia está en medio de un escándalo internacional luego que documentos filtrados por su exanalista Edward Snowden confirmaron que Estados Unidos husmea en las comunicaciones telefónicas y digitales a nivel doméstico y también a gobernantes, empresas y ciudadanos de 35 países.

La NSA, junto a otras 16 entidades de inteligencia, mil 271 organizaciones gubernamentales y mil 931 firmas privadas trabajan en la recolección de datos bajo el pretexto de combatir el terrorismo y cuidar la seguridad nacional del país norteño.

El escándalo puso en aprietos a la administración de Obama, que intenta justificar sus acciones contra aliados como España, Alemania, México y Reino Unido.

Comentarios con Facebook